Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

Montgomery Belgion

Aunque británico de nacionalidad, Montgomery Belgion nació en París en 1892 y vivió más en el Continente y Estados Unidos que en Inglaterra. En la Segunda Guerra Mundial luchó en Francia y en Grecia, donde fue hecho prisionero. Estando en Alemania en el campo Oflag VI B, durante el invierno de 1941-42 dio una serie de nueve charlas o lecciones sobre literatura inglesa a sus compañeros oficiales prisioneros de guerra, charlas que repitió al ser trasladado al campo de Unterlager, Oflag IX A/H, durante los meses de mayo, junio y julio de 1943.
Acabada la guerra estas lecciones fueron recopiladas en forma de libro con el título Reading for Profit (Penguin, 1945). El objetivo que perseguía Belgion era ayudar al lector común a hacer un mejor uso de sus lecturas; mostrarle cómo los libros pueden contribuir a enriquecer su mente y su imaginación, modelar su carácter y agilizar sus facultades. Para ello hace un panorámico repaso desde la novela a la poesía pasando por el teatro y el ensayo.

Buffon en pantuflas

Lámina del Voyage à Montbard, de Hérault De Séchelles

En octubre de 1785 un joven aristócrata de veinticinco años, Marie-Jean Hérault de Séchelles, visita al conde de Buffon en su retiro borgoñón de Montbard. "J'avais une extrême envie de connaiître M. de Buffon". Así empieza Voyage à Montbard, el relato pormenorizado de dicha visita y retrato fascinante del célebre naturalista visto de cerca. Para entonces Buffon era ya una estaua viviente, pero Hérault de Séchelles nos lo presenta en su casa, en bata y zapatillas, brindándonos una insólita imagen cotidiana del gran hombre. Los pequeños detalles, los matices íntimos surgen a lo largo de sus páginas. Le recibe primero su hijo, "Buffonet" ("el más pobre capítulo de la Historia Natural, según Rivarol), poco después se le acerca el conde "majestuosamente, abriendo sus brazos". El visitante queda impactado por su "bella figura, noble y reposada". Durante su estancia en Montbard Hérault de Sé…

Cierto tipo de amor

"Tanto que te quiero, y no me gustas."

(Robert Ryan a Joan Fontaine en Born to be bad, 1850, de Nicholas Ray)

Dragones subterráneos

William Kirby (1759-1850)

Al naturalista inglés William Kirby se le considera uno de los fundadores de la entomología, especialidad en la que brilló de forma especial con títulos como su monografía sobre las abejas inglesas o Introduction to Entomology (1815-1826), clásica obra en cuatro tomos, escrita en colaboración con su colega William Spence. Kirby fue también muy conocido en su época como autor de The History, Habits and Instincts of Animals (1835), aparecida dentro de los llamados Tratados de Bridgewater, encaminados a resaltar "the Power Wisdom and Goodness of God".
En dicho libro el reverendo Kirby apunta lo posibilidad de que en el interior de la Tierra haya abismos subterráneos que comuniquen con los océanos y en los que vivan dragones. Kirby, que era un hombre muy religioso y creía a pie juntillas en lo que decía la Biblia, cita un fragmento del Apocalipsis en el que se asevera que los animales de la superficie terrestre son distintos a los que habitan en las profu…

Sherwood Anderson

Sherwood Anderson (1876-1941)

"Hay una historia, no puedo contarla, no tengo palabras". Así empieza "El tonto" uno de los relatos cortos de Sherwood Anderson. Pero en realidad sí tenía palabras y contó muchas historias y muy buenas.
Pocos autores hay en la literatura norteamericana tan influyentes como Sherwood Anderson. Sin él no es explicable gran parte de la prosa narrativa norteamericana del siglo XX y, en particular, la evolución de la moderna short story. Ahora se publican sus Cuentos reunidos (Debolsillo, 2010), traducidos y seleccionados por Vicenç Tuset, todo un acontecimiento si tenemos en cuenta que, a parte de Winesburg, Ohio, su obra más conocida y reeditada, su corpus de relatos breves era prácticamente desconocido para el lector español actual.
Nacido en Camden, Ohio, Anderson abandonó a los catorce años los estudios y se trasladó a Chicago, donde trabajó en diversos empleos. Tenía casi cuarenta años cuando decidió dedicarse a la escritura. En París con…

Premio Planeta

Dice Carles Geli hoy en el El País a propósito del fallo del Planeta: "Con la misma sorpresa que generó su debú literario en 1975, La verdad sobre el caso Savolta, Eduardo Mendoza (Barcelona, 1934) logró anoche el 59º Premio Planeta con sus nada despreciables 601.000 euros de dotacion".
Dejando aparte que la fecha de nacimiento del escritor catalán es 1943 y no 1934, ¿se puede hablar realmente de sorpresa?
Tino Pertierra, adelantaba ayer en La Nueva España los nombres del ganador y de la finalista. Pleno.
Dicho esto, me alegro de que haya ganado Mendoza. Mi enhorabuena.

Un poema de Kenji Miyazawa

LOS PÉTALOS DE KARMA

El viento y la húmeda noche se entremezclan
Sombríamente desolado es el bosque de sauces y pinos
Oscuros pétalos de karma cubren el cielo
Y yo tiemblo violentamente de frío
Por haber anotado los nombres de los dioses

(De Kenji Miyazawa: Strong In The Rain. Selected Poems, Bloodaxe Books, 2007. Trad. por Roger Pulvers. Versión de J. O.)

Kenji Miyazawa

Kenji Miyazawa (1896-1933)

Kenji Miyazawa es uno de los más escritores más populares de Japón, sobre todo por sus poemas y cuentos orientados al público infantil. Menos conocida es su faceta de geólogo.
En 1915 ingresó en el Colegio Imperial de Agricultura y Montes en la ciudad de Morioka. Allí estudió mineralogía y geología con el profesor Toyotaro Seki, importante figura en el desarrollo de la geología japonesa, descubridor de la alofana (mineral arcilloso que se encuentra en suelos volcánicos). De acuerdo con Hirokazu Kato*, fue el joven Kenji quien en 1917, con la ayuda de sus compañeros de clase, compiló un mapa geológico de los alrededores de Morioka a escala 1:50.000, que fue el primer mapa a gran escala hecho en Japón antes de que el Servicio Geológico de aquel país comenzara a publicar mapas a escala 1:75.000.
Con posterioridad recibió lecciones del Dr. Ichiro Hayasaka, quien le introdujo en el mundo de la paleontología. Siendo profesor en la Escuela Superior de Agricultura de H…

Corfú: huellas literarias (IV)

Tumba de Menekrates

"Su bisabuelo Amedeo fue el primer Caffi que se estableciera en la isla jónica (...) Se hizo construir a las afueras de Corfú, cerca de la tumba de Menekrates, un palacete con todo lujo de detalles, servido por diez criados, y con una carroza de seis caballos, con dos lacayos de librea en el pescante, esperándole en la puerta por si le placía irse a ruar con la entretenida de turno. Empezó a gastar el dinero a espuertas, como si lo fabricase, al tiempo que su fama de rastacueros se extendía por toda la isla. Alquitarado gourmet, se trajo de Spalato un cocinero y un repostero que hablaban francés, para que le preparasen las minutas. Llevaba una vida desbaratada y dilapidaba sumas enormes de dinero en banquetes suntuosos, de muchos servicios y con muchos invitados, que acababan inexorablemente en desordenadas y orgiásticas saturnales. Poco a poco fue cuarteando el patrimonio; se aficionó al juego y llegó a perder en una sola noche negocios enteros jugando al mont…

Nobel

Esta vez no he tenido que consultar Google para saber quién era el ganador del premio Nobel de Literatura, como en años pasados. Mario Vargas Llosa era un nombre que solía "sonar" en las listas de posibles candidatos, pero ya sabemos que las quinelas para el Nobel de Literatura son en general muy poco fiables. En cualquier caso, Vargas Llosa era una baza segura y un valor conocido y reconocido. Su obra novelística es una de las más sólidas en lengua española. Entre sus novelas hay de todo, obras maestras y divertimentos más o menos insustanciales, pero esto es inevitable cuando se llevan más de cuatro décadas escribiendo ficción. Y que siga.

Un vago italiano

En un excelente artículo, publicado en Cuadernos de Estudios del Siglo XVIII (nº 19, 2009), Noelia García Díaz hace una esmerada revisión de las Lettere d'un vago italiano ad un suo amico (1759), del jerónimo Norberto Caimo. El libro del P. Caimo, tradicionalmente considerado como una producción "antiespañola", ha sufrido tergiversaciones por parte de diversos autores desde su publicación hasta el XX. En realidad, Caimo es uno de los primeros viajeros que trata de desmentir los tópicos y falsedades sobre España, sin dejar de informar de la situación de atraso en la que se encontraba el país. Para Noelia García Díaz esta imagen tradicionalmente negativa del viajero italiano debe revisarse yendo a la edición original y no a la traducción francesa del P. Livoy, que la mutila y deja sin sentido, y que es la única versión que conoció la mayoría de sus comentaristas españoles. Al Vago Italiano se le han afeado muchas de sus opiniones y se le han atribuído otras que nunca emiti…

Premio Tigre Juan

Tras un año de "hibernación", resurge el Premio Tigre Juan de Narrativa. Gracias al nuevo impulso dado por Lola Lucio y Juan Benito Argüelles, con el apoyo de Tribuna Ciudadana, ayer por la noche se falló la XXXI edición del mismo. Un jurado formado por Ricardo Menéndez Salmón, Rafael Gutiérrez, Álvaro Díaz Huici, Magdalena Cueto y yo mismo, decidió otorgar el premio, por mayoría, al libro de relatos Bajo el influjo del cometa, de Jon Bilbao.
Mi personal enhorabuena al ganador y larga vida al "Tigre Juan".