Ir al contenido principal

Entradas

El paro que no cesa

El siglo XXI tocaba a su fin.
El dinero de Yanko Lems, también.
Al siglo XXI le quedaban apenas un par de años.
Al bolsillo de Yanko Lems, apenas unas monedas.
A Yanko, el que el siglo XXI estuviese agonizando, le tenía sin cuidado; lo otro, en cambio, le tenía muy preocupado.
Estaba sin trabajo.
Y no por  su gusto.

(Joseph Berna, El reino de los seres de hielo. Ediciones Ceres, 1980).
Entradas recientes

Dandis

Dos de las cosas que suelen caracterizar a los ejemplares de las pequeñas editoriales que han irrumpido recientemente en el mercado editorial son: la particular selección de títulos y la esmerada presentación de los libros. Los bellos y los dandis (2018), de Clare Jerrold, editado por la editorial Wunderkammer, cumple con creces con ambas cualidades. El libro de Jerrold, originalmente publicado en inglés en 1910, ha sido traducido por Miguel Cisneros Perales y lleva un informativo prólogo de Luis Antonio de Villena. Se trata de un viaje fascinante por el mundo de los beaux, dandis, macaronis, etc. que con sus extravagantes estilismos brillaron en los selectos salones londinenses de los siglos XVIII y XIX, marcando el gusto y la moda entre los presumidos de su época. Las vidas y anécdotas de Nash, Brummel y D'Orsay, entre otros, nutren estas deliciosas y entretenidas páginas. Pero si el contenido del libro ya es de por sí atractivo, su edición en la colección en que aparece no lo …

El hábito en el amor

No es preciso el auxilio de los dioses
ni las flechas de Venus para amarse.
A veces la más fea mujercilla,
su conducta, su agrado, su limpieza,
sus artificios inocentes hacen
que se acostumbre el hombre fácilmente
a vivir en su trato y compañía,
porque engendra cariño el mucho trato:
golpes reiterados, aunque leves,
al cabo de años triunfan de los cuerpos
más sólidos. ¿No observas que las gotas
de la lluvia que caen sobre las peñas
después de mucho tiempo las socavan?

(Lucrecio, De la naturaleza de las cosas, fragmento del Libro IV. Traducción del abate Marchena. Edición de Agustín García Calvo, Cátedra, 1990).

El estado de las cosas

"Las cosas nunca están tan mal que no puedan ir peor."

(Gulley Jimson en La boca del caballo, de Joyce Cary. Traducción de Narciso Pousa. Emecé Editores, Buenos Aires, 1954).

Smalltothcombia domestica

Edward Lear, Nonsense Botany & Nonsense Alphabets, Etc. Frederick Warne & Co., Londres, 1927).

El pan de su corazón

Prefiero los hombres comprometidos a las literaturas comprometidas. Ya bastante es tener valor en la vida y talento en las obras. Y además, el escritor se compromete cuando quiere. Su mérito es su movimiento. Y si de esto ha de hacerse una ley, un oficio o un terrorismo, ¿dónde está precisamente el mérito?
Al parecer, escribir hoy un poema sobre la primavera sería servir al capitalismo. Yo no soy poeta, pero disfrutaría sin prejuicios de una obra semejante, si fuera bella. O se sirve al hombre en su totalidad o ne se le sirve en absoluto. Y si el hombre necesita pan y justicia, y si hay que hacer todo lo posible para satisfacer esa necesidad, también necesita de la belleza pura que es el pan de su corazón. El resto no cuenta.

(Albert Camus, Carnets (1935-1951), Alianza Editorial, 2014. Traducción de Eduardo Paz Leston. Entrada correspondiente al año 1946).

Desilusión

-Raymond Bailey: "Debe prepararse para muchas desilusiones."
-Virginia Mayo: "Perdí la ilusión cuando vi que los conos de helado estaban huecos."

(Congo Crossing, 1946, de Joseph Pevney. Guion de Houston Branch y Richard Alan Simmons).