Ir al contenido principal

Entradas

El sentido de escribir

                                                  Avelino Hernández Lucas (Valdegeña, Soria, 1944 - Selva, Mallorca, 2003)   Para esa existencia que quiero -que vivo- escribir es igual que respirar, igual que amar, que comer, que pasear, que conversar, que leer, que pensar, que reír, que jugar, que disfrutar la luna llena sobre la bahía, que saciarse del canto de los ruiseñores por mayo en la albufera, o del silencio de la noche, o del cine de Eisenstein o de la música de cámara de Dvorak... Una posibilidad en el vivir. Un placer asequible. Y, como tal, cada vez más, lo abordo: el escribir, como un hecho contingente y placentero; en función del día, en función del momento. Lejos, cada vez más lejos, de cualquier ambición, de cualquier pretensión trascendente, de cualquier voluntad de perduración, de cualquier sueño o propósito cuya consecución exija navegar en aguas que acarrean al ánimo desasosiego, desazón, inquietud o zozobra. (...). Tal es el sentido de mi escribir. (También por es
Entradas recientes

El gruñido de la bestia

  "Esta ciudad es como un animal salvaje encadenado. No se defiende enseguida, se agazapa y gruñe esperando la oportunidad de saltar sobre tí."   (Randolph Scott en La calle sin ley , 1955, de Joseph H. Lewis. Guion de Kenneth Gamet y Brad Ward).  

El cojuelo en Londres

  "Como el decurso de este cuento exige que nos familiaricemos de vez en cuando con ciertos detalles relacionados con la economía doméstica de Sampson Brass, y probablemete  no se presente otro lugar más idóneo que este, el narrador tomará al amistoso lector de la mano y, saltando con él por los aires, y surcándolos a una mayor velocidad con la que viajaron don Cleofás Leandro Pérez Zambullo y su familiar, aterrizará con él en la acera de Bevis Marks." Así empieza el capítulo 33 de La tienda de antigüedades (1841), de Charles Dickens. (Traducción de Bernardo Moreno Carrillo, Nocturna Ediciones, 2011). Es evidente que la mención a don Cleofás hace referencia al personaje del estudiante que aparece en El diablo Cojuelo , del escritor sevillano Luis Vélez de Guevara. La pregunta, sin embargo, es: ¿Leyó realmente el novelista inglés al escritor español?  Al poco de su publicación en 1641, El diablo cojuelo se hizo muy popular y se hicieron varias ediciones. Ahora bien, la fama

Un poema de Raine

    DE MUJER A AMANTE Soy fuego encalmado en agua, una ola que se eleva del abismo. En mis venas la marea atraída por la luna se alza en un árbol de flores esparcidas en espuma de mar.  Soy aire atrapado en una red, el pájaro profético que canta en un cielo reflejado. Soy un sueño antes de la nada, soy una corona de estrellas, soy la forma de morir.   (Kathleen Raine,  Collected Poems 1935-1980 , Allen & Unwin, 1981. Traducción: J.O.)  (Nota: Este blog, como viene siendo habitual en verano, se toma un descanso de aproximadamente un mes. Que pasen un buen y saludable verano.)  

Algo metálico y frío

  Se puso la americana y abrió la puerta. Volvió a echarle llave al salir y encaminóse hacia la salida. Cruzó la calle, se sentó al volante de su decrépito automóvil y puso la llave en la ranura correspondiente, pero no la hizo girar. Algo metálico y frío acababa de apoyarse sobre su nuca. -No te muevas -dijo una voz femenina-. Y no hagas ninguna tontería. No pienso matarte, sino hablar contigo. Danny se quedó inmóvil mientras decía roncamente: -No sé por qué, pero no te creo, preciosa. Notó que el caño de la pistola se separaba de su nuca. -Volverás adentro -le dijo Jane-. Yo iré detras de ti, de modo que pórtate bien.    (Roy Huggins, Tigresa . Acme Agency, Buenos Aires. Traducción: Julio Vacarezza).   

Tomar decisiones

  Acababa de decirle a Ernesto que no hacía falta que me acompañase. Algo dentro de mí me sugería que no era buena idea. Y no siempre acierto con las cosas que me sugiero, pero tampoco podía comprobar qué habría ocurido de lo contrario, de haber dicho qie sí. Vivir es tomar decisiones. También erróneas. Generalmente "te acompaño" quiere decir: he superado la primera prueba de la yincana hacia la cama. Mi cama, en este caso. O puede que Ernesto no tuviera pretensiones de llegar más lejos del portal. Perdóname en ese caso. Ernesto, cariño, decía "generalmente", porque a tenor de mi experiencia acumulada con los tíos, es lo que suele ocurrir.  (Juanjo Barral, Mejor lo cuentan ellas . La Última Canana de Pancho Villa, 2021).

Gran Mundo

  Gran Mundo , que se definía como "Revista gráfica semanal de actualidad" , tuvo su mejor momento a mediados de los años cincuenta. Era un semanario de pequeño formato, de unas setenta páginas, y en la portada siempre aparecía el retrato pintado de una mujer ("Bellezas de hoy"). El ejemplar que tengo en en mis manos es el número 117, correspondiente al 14 de julio de 1956. La belleza de portada es Macarena Teba, por el pintor Clemente del Camino. El fundador y director de la revista era Agustín de Figueroa, marqués de San Floro. Costaba 7 pesetas.       De lo primero que surge en las páginas de Gran Mundo es el "Retablo semanal", elaborado por el caricaturista Vázquez de Sola. Luego hay artículos literarios (de César González Ruano, Rafael López de Haro, José Luis Coll...); un reportaje de Vicente A. Pineda sobre la actriz, cantante y escritora Tilda Thamar, llamada la "bomba rubia argentina", casada con el pintor catalán Alejo Vidal-Quadras;