Ir al contenido principal

Entradas

Un poema de Siken

  TEORÍA DE LA BOTA   Un hombre entra en un bar y dice                                      Toma a mi mujer. Por favor .                                                                                   Y eso haces.       Sales con ella bajo la lluvia y te enamoras de ella                                                                   y te deja y estás desolado. Estás bocarriba en camiseta interior, eres un hombre roto            en una colcha fea, mirando fijamente a las manchas de humedad del techo.                 Y puedes oír al hombre del piso de arriba                           quitarse los zapatos. Oyes la primera bota golpear el suelo y buscas algo,                                                                                        esperas     porque creías que vendría algo después, creías que existiría                  alguna lógica, tal vez, algo que le diera a todo un sentido,             pero aquí estamos, de nuevo en la maleza,                                        
Entradas recientes

Matrimonio

  Se trata de no pensar que un matrimonio es una unión absoluta, una disolución de fronteras. Son precisamente las fronteras lo que preserva los matrimonios, Y la negociación. La invención de soluciones. No es exactamente un cómputo de pérdidas y créditos, sino de algo más orgánico. Lo banal en lo sublime. Lo sublime en lo banal. Se sacrifican las inclinaciones naturales, las pulsiones, cierta idiosincrasia para que respondan a un orden superior. Lo que resulta es más amplio, más generoso y complejo que lo descartado. En cierta manera, el matrimonio es una obra de arte, la capacidad para depurar el estilo, descartar borradores y material, a veces de primera calidad. La energía para plasmar dicha obra se extrae de esos yacimientos oscuros que la pareja alberga, el vicio, la envidia, la desesperación, el remordimiento, la angustia... (Ignacio del Valle, Lo que hicimos por amor . Algaida, 2023).     

Víctima sin nombre

    John Ireland: Vengo a matar a un hombre donde le encuentre. Sheriff: ¿Alguien determinado o le sirvo yo? John Ireland: Aún no sé su nombre, pero lo sabré. ( El valle de la venganza , 1951, de Richard Thorpe. Guion de Irving Ravetch).    

Exlibris de Ossorio

  Exlibris del general y escritor mexicano Adolfo León Ossorio y Agüero. En un ejemplar de Almanzor, leyenda histórica árabe , de Francisco Javier Simonet, Madrid, 1858.  (Sería interesante saber si este exlibris es anterior o posterior a enero de 1949, fecha en la que el entonces coronel Ossorio mató, de un disparo al estómago, al rico industrial hispano-mexicano Ramón Segués, marido de su amante. En el juicio el coronel alegó "defensa propia", y el jurado lo dejó libre).     

¡Es la bomba!

  Grace abrió la boca, pero la volvió a cerrar porque los ojos entrecerrados del detective indicaban que su cerebro hervía intensamente. Para comprobar el grado de aislamiento que inundaba a Johnny, Grace se sentó sobre sus rodillas y lo besó un par de veces en los labios. Le gustaba experimentar las respuestas eróticas de los hombres. No vio reacciones y lo palmeó en el rostro. -Vuelve en sí, querido -susurró ella. Y justo entonces ocurrió la explosión. Un trueno ensordecedor conmovió el edificio hasta el sótano. La puerta del despacho se abrió con violencia. Entró una onda expansiva que empujó a la pareja sentada en el mullido sillón. Como éste era de ruedas, ambos viajaron a velocidad meteórica a lo largo del despacho, uno sobre el otro. El improvisado vehículo entró en el cuarto de dormir y Johnny y Grace saltaron al tropezar con el borde de la cama donde quedaron revueltos. -Infiernos -exclamó Johnny-, ¿es así cómo te insinúas? -¡Ha sido una bomba! -gritó Grace, aterrada.   (Rocco

Loros ingleses

Me viene a la cabeza una historia que me contó M. de F.. Hay en Londres muchos aficionados a los loros, sin duda en recuerdo de Robinson Crusoe, lectura infantil de todo inglesito e inglesita. En ciertos días, esos aficionados se reúnen en cenas donde llevan a sus favoritos que toman parte en la comida. Les sirven sus viandas preferidas. Acabada la cena, guardan silencio y entonces dejan a los loros hablar entre ellos . (*) (Henri de Regnier, Escalas en el Mediterráneo . Traducción de J. Delgado Gelabert. Confluencia Editorial, 2023). (*) Subrayado del autor .

El lugar de Joyce (según Dexter)

  En la película El tercer hombre (Carol Reed, 1949), con guion de Graham Greene, Joseph Cotten interpreta a Holly Martins, un escritor de novelas baratas del oeste bajo el pseudónimo de Buck Dexter. Martins, en horas bajas, ha sido invitado a ir a Viena por Harry Lime, un amigo de la infancia. A la llegada a la capital austríaca Martins es confundido por un tal Crabbin, animador cultural, con el célebre escritor Benjamin Dexter, autor de renombrada novela La proa curvada . Para su sorpresa, Martins es invitado a dar una conferencia sobre la novela contemporánea. Durante la charla, Martins es asediado a preguntas por el público. En un momento determinado uno de los asistentes le pregunta:  -Dentro del panorama literario actual, ¿en qué lugar situaría usted a James Joyce? Martins palidece, no sabe qué contestar. -Por favor, repita la pregunta -dice. -Las novelas de James Joyce, ¿en qué lugar las situaría actualmente? Por suerte para Martins antes de dar una respuesta es interrumpido ab