Ir al contenido principal

Consejo a escritores en ciernes


Brendan Behan (1923-64).

 

Brendan Behan fue un dramaturgo y poeta irlandés que en vida fue más popular por sus frecuentes escándalos y problemas con el alcohol que por sus escritos. Siendo adolescente se afilió al IRA. Con dieciséis años fue detenido en Liverpool con un maletín cargado de explosivos caseros. Fue enviado a Borstal, un centro para menores, donde permanceció tres años, al cabo de los cuales fue devuelto a Irlanda. En Dublín fue a prisión tras haber disparado a dos policías. Fue excarcelado en 1945. Cultivó la poesía en inglés y en gaélico moderno. Su obra teatral más conocida es El rehén (1957), acerca de un soldado británico que es retenido como rehén por un comando del IRA en un burdel de Dublín. También escribió el libro autobiográfico Delincuente juvenil (1958), sobre su estancia en el reformatorio. Murió prematuramente a causa de una combinación de diabetes y excesos etílicos.         

Richard Cohen en Cómo piensan los escritores (Blackie Books, 2018. Traducción de Laura Ibáñez) cuenta una jugosa anécdota sobre el escritor irlandés:

En realidad, ¿se puede enseñar a escribir a alguien? Brendan Behan (1923-1964), quien se autodefinió como "un bebedor que tiene problemas con la escritura", recibió la invitación de una prestigiosa universidad estadounidense para dar una charla vespertina sobre su oficio. La fama de bebedor y agitador de Behan hizo que el auditorio se llenara hasta la bandera: los estudiantes se arremolinaban al fondo de la sala, aguardando sentados en los pasillos... pero llegaba la hora y no había ni rastro de aquel prohombre. Pasaba el tiempo y la tarima seguía vacía. Unos cuarenta y cinco minutos más tarde, un Behan más desaliñado que de costumbre irrumpió en la sala dando un traspié y la audiencia esperó, expectante, curiosa y alarmada a partes iguales.

"Buenas tardes -canturreó-. A ver, que levanten la mano los que quieran ser escritores." Casi todo el mundo la levantó. Behan contempló aquel bosque de brazos con desagrado. "Bueno -añadió-, entonces volved a casa y poneos a escribir de una puta vez", y dicho lo cual, abandonó el escenario.     

Comentarios

  1. Lo breve...
    Pero no sería de extrañar que los honorarios por la conferencia se redujeran proporcionalmente para que se acomodasen a su duración.

    ResponderEliminar
  2. No creo que le importase mucho que le rebajaran sus honorarios. Mientras tuviese para seguir bebiendo...

    ResponderEliminar
  3. Asturias+Auschwitz=Asturschwitz10/4/22, 14:35

    Existe una altamente recomendable novela de Alan Sillitoe llamada "La soledad del corredor de fondo" cuya temática ahonda en la estancia en uno de estos reformatorios y su carácter disciplinador en el sentido que le daría Foucault al término. El maridaje musical lo pondría en este caso Sham 69 con su imperdible "Borstal breakout", no facilita la concentración para la lectura pero ameniza perfectamente cualquier verbena que se precie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da a mí que de estos reformatorios, y en aquella época, se salía aún peor de lo que se entraba.

      Eliminar
    2. Pelé en "Evasión o Victoria"11/4/22, 16:16

      Totalmente de acuerdo. Mucho me temo que poco o nada hemos avanzado en este terreno en los últimos tiempos aunque sabemos que uno de los indicadores más palpables y fidedignos de la salud que goza una sociedad es el trato que dispensa a las personas que están o han pasado por una situación de privación de libertad. Mientras el paradigma impuesto por la cultura dominante continúe reduciendo la problemática a vigilar, castigar y excluir en lugar de realizar un abordaje integral donde prime el diálogo, la conciliación y la reinserción en un marco de derechos y libertades la involución será flagrante, nuestras cárceles trituradoras humanas y los ex-presos serán perseguidos por el estigma. La represión no es la solución.

      Eliminar
  4. Arthur Griffith10/4/22, 14:54

    La película de Yan Demange '71 del año 2014 trabaja sobre un storytelling muy cercano a "El rehén" de Behan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco la película de Demange, pero el tema es muy cinematográfico.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Criterion

  Sin lugar a dudas, The Criterion , fundado y editado por T. S. Eliot en 1922, es una de las mejores revistas literarias británicas del siglo XX. La nómina de colaboradores que tuvo este magazine trimestral, hasta su último número publicado en 1939, conforma un catálogo bastante representativo de lo más granado de la intelectualidad, no solo británica, del período de entreguerras. En sus páginas escribieron luminarias como Pound, Yeats, Proust o Valéry, por citar solo cuatro.   El primer número de The Criterion , salido en octubre de aquel annus mirabilis , es realmente impactante y marca el sello característico de su editor, expresado a través de sus "Commentary"; a saber, la compatibilidad entre una ideología ideología católica y conservadora y una defensa a ultranza de la vanguardia modernista. En este ya mítico número 1, se incluye, por ejemplo, la primera aparición en letra impresa de The Waste Land de Eliot, y la crítica encomiástica de Valéry Larbaud del Ulises, de

Escritura y moral

  La primera obligación de un escritor es tratar todos los temas con la más elevada, la más digna y la más valiente de las disposiciones (...) El espíritu con el que se aborda un tema, un ingrediente relevante en cualquier tipo de literatura, es de absoluta importancia si hablamos de obras de ficción, reflexión o poesía, pues ahí no solo da color, sino que de por sí elige los hechos; no solo modifica, sino que conforma a la obra (...) No rechazamos una obra maestra aunque estemos preparados para detectar sus defectos; sobre todo, no nos preocupa encontrar sus defectos, sino sus méritos: Por supuesto no hay libro perfecto, ni siquiera en su concepción, pero no hay duda de que hay muchos que hacen disfrutar al lector, que le hacen mejorar en su vida o que le levantan el espíritu (...) En literatura, como en todo lo que hacemos, nunca podemos esperar la perfección. Lo único que cabe es hacer todo lo posible  porque así sea, y para ello solo hay una regla: lo que pueda hacerse despacio no

Un poema de David González

  David González (1964-2023)   PESADILLAS   últimamente mis sueños suelen ser auténticas pesadillas   mejor así:   no me asusto tanto al despertar.  (David González, Sembrando hogueras . Bartleby, 2001)