Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2020

Basse, exploradora en Madagascar

En el número 176, de 23 de mayo de 1931, aparece en la revista gráfica Estampa, muy popular en la época, un reportaje titulado "Una muchacha de 25 años que ha explorado sola las regiones salvajes de Madagascar cuenta a los lectores de Estampa su aventura". El artículo lleva la firma de Francisco Melgar, corresponsal de la revista en la capital francesa. Nos explica que Éliane Basse, nombre de la intrépida exploradora, es licenciada en Ciencias y está preprando su tesis doctoral sobre los fósiles de Madagascar, bajo la dirección del catedrático Mr. Boule de La Sorbona.
Basse le relata al periodista algunas de las circunstancias e incidencias más pintorescas de su exploración geológica por el interior de la isla malgache, realizada bajo los auspicios del servicio de Minas de Madagascar, el Museo de Historia Natural de París y la Academia de Ciencias. "Para ir de un lugar a otro -cuenta la señorita Basse- viajaba en una especie de palanquín, el filanjana, llevado a hombro…

Un poema de Olay

CV

Las veces que mordiste hiel, las otras
que una herida en tu rostro y, más, el tiempo
que la envidia, el rencor en ti, y entonces
qué dijiste: tú aprende, saborea
la vieja quemadura
muy despacio,
este llanto conócelo, conócete,
sabe a qué sabe, míralo sin ira
y da gracias al duelo, porque hará
la luz mucho más dulce
cuando llegue,
porque hará del amor
mucha más lumbre,
porque hará qué alegría
tu alegría,
porque siempre se pierde,
pero hoy no.

(Rodrigo Olay, Saltar la hoguera, Ediciones Hiperión, 2019).

Amor y guerra

"¿Ha tenido que informar alguna vez sobre una guerra civil? Es como tratar de hacer el amor en una puerta giratoria."

(Joseph Cotten en El ángel vestido de rojo, 1960, de Nunnally Johnson. Guion de Giorgio Prosperi y Nunnally Johnson, basado en la novela de Bruce Marhsall).

El Taal

Estos días están saliendo en los medios de comunicación espectaculares imágenes de la erupción del volcán Taal en Filipinas. El Taal es un estratovolcán activo que se sitúa dentro del lago del mismo nombre (antiguamente llamado Bombón), en la provinvia de Batangas, isla de Luzón.



El Taal es uno de los volcanes más potencialmente mortíferos de Filipinas. Sus erupciones a lo largo de la historia reciente (a partir del siglo XVI) no son muy numerosas (alrededor de una treintena), pero su fuerza destructiva ha sido en ocasiones devastadora, con pueblos enteros asolados y miles de víctimas mortales. Entre las más violentas se cuentan las de 1754 (relatada por el agustino P. Bencuchillo), 1911 y 1965. Las erupciones suelen ser de tipo freatomagmático, con eyección de cenizas y clastos.


En 1998, durante mi estancia en Filipinas, tuve la oportunidad de hacer una excursión a dicho volcán, entonces aparentemente "dormido", acompañado de un guía local. El cráter era un lago de aguas g…

El Teatro Anatómico de Ruysch

Podría decirse que fue un coleccionista de la muerte. Frederick Ruysch había nacido en La Haya en 1638, era profesor de Botánica en el Hortus Botanicus de Leiden y también jefe de la División de Anatomía de gremio de cirujanos de Amsterdam. Hasta aquí, sus orígenes. Con el tiempo, una técnica le permitió preservar órganos humanos y concibió un proyecto extravagante que lo haría famoso en toda Europa: el Theatrum Anatomicum donde él mismo practicaba, a la vista de un público extasiado, disecciones de cadáveres.
Ruysch concebía estas sesiones como lecciones de teología, estética y medicina, algo así como una visita guiada a un Museo Mortuorio para la edificación moral de estudiantes y vecinos en general. El espectáculo incluía, además, otras delicias. Para llegar al Theatrum los asistentes tenían que atravesar un ambulacrum o "sendero de placer", adornado por animales exóticos y también una sala, estrictamente diseñada por Ruysch, como un Vanitas tridimensional, lleno de esqu…

La gloria inútil

Siempre he pensado que en las letras de los boleros, así como en las de la copla o el tango, se esconden algunos de los versos de amor y desamor más apasionados y memorables de la literatura popular (por no decir de la literatura a secas). Este aspecto o singularidad no se les pasó por alto a estudiosos del tema, como Manuel Vázquez Montalbán en su Crónica sentimental de España, Jorge Luis Borges y Silvina Bullrich en El compadrito o Iris M. Zavala en Bolero: Historia de un amor.
Fijémonos, por ejemplo, en "Lágrimas negras", el famoso bolero-son de Miguel Matamoros:

Sufro la inmensa pena de tu extravío,
siento el dolor profundo de tu partida
y lloro sin que sepas que el llanto mío
tiene lágrimas negras,
tiene lágrimas negras
como mi vida.

O también:

Sutil llegaste a mí,
como la tentación... 
(Frank Domíngez, "Tú me acostumbraste")

Somos un sueño imposible que busca la noche,
para olvidarse del mundo, del tiempo y de todo. 
(Mario Clavell, "Somos")

Contigo aprendí a…