Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Hacer o no hacer

Francis M. Cornford (1874-1943)
Hay solo una razón para hacer algo; el resto son razones para no hacer nada.

(F. M. Cornford, Microcosmographia academica, being a guide for the young academic politician, Cambridge, 1908)

Un poema de Olay

UN DORADO TEMBLOR

En la orilla, ante ti, se postra el mar
mientras vuelves despacio. En tu piel grita
un perlado sabor que exacto excita
el rítmico dolor de ver andar.

tus músculos precisos. Arde, tenso,
tu bañador finísimo, mojado.
Como un sueño, te tumbas a mi lado
esperando con ímpetu el intenso

momento en que la playa vaya lenta-
mente entonces quedándose vacía
y un dorado temblor de arena y viento

esconda en su calor la geometría
secreta de la música violenta
de un cuerpo de dos cuerpos sin aliento.

(Rodrigo Olay, Cerrar los ojos para verte, Editorial Universos, 2011)








Sobrevaloración

Robert J. Wilke: "Le han puesto precio a mi cabeza: 1000 dólares".
Rory Calhoun: "Hoy en día todo está sobrevalorado".

(El gavilán pistolero, 1963, de Emil Ludwig. Guion de Robert Bernstein y Jo Heims)

El Más Grande Caracol

En la ciudad de Farsante
provincia de Miententodos
nació entre barro y lodos
un caracol arrogante...

El enorme caracol - veinte y tres metros de largo- tras viajar por varios países apareció un buen día en la ría de Bilbao. Allí le salen al paso diez vapores armados con cañones que tratan de hundirlo, pero el gran caracol acaba con los barcos y, cruzando tierra y mar, llega hasta Nápoles y escala el Vesubio. Vuelve el caracol a España y en Murcia hace estragos en la huertas. Luego, costeando, sube hasta Valencia, donde hace gran destrozo de buñoleros y chufleros. Un catedrático propone atacar al molusco con plomo derretido arrojado desde un globo aerostático. Molesto el caracol con la treta se marcha de Valencia, atraviesa Barcelona y, finalmente, se para en Cardona, frente a la montaña de sal. A un chico se le ocurre tirarle un grano de sal, y logra que el caracol suelte la baba y profiera un estridente chillido. Viendo que aquello puede matarle la gente empieza a llenarle la boca de sa…

Popocatepetl

El volcán Popocatepetl, a unos 70 km al sureste de México, D.F. ha entrado de nuevo en erupción. Una columna de gases y cenizas de más de dos mil metros de altura así lo confirma. Con sus 5.426 metros, Don Goyo, como es popularmente conocido, es la segunda cumbre más alta de México. La primera ascensión de occidentales a la cima del volcán se llevó a cabo en 1519, cuando un pequeño grupo, encabezado por Diego de Ordás (u Ordaz), obtuvo licencia de Hernán Cortés para ello.
Así describe la ascensión Antonio de Solís, en su Historia de la conquista de México (libro tercero, capítulo IV):


Acompañaron a Diego de Ordaz en esta facción dos Soldados de su Compañía, y algunos Indios principales (...) Quedáronse los Indios en la estancia de las hermitas y partió Diego de Ordaz con sus dos Soldados, trepando animosamente por los riscos (...) pero cuando llegaron a poca distancia de la cumbre, sintieron que se movía la tierra con violentos, y repetidos vaybenes, y percibieron los bramidos horribl…

Las memorias del capitán Carleton

The Military Memoirs of Capt.George Carleton aparecieron en Londres, en 1728, y narran las  aventuras de un capitán de ingenieros inglés, a las órdenes del conde de Peterborough, durante la Guerra de Sucesión española. Hay traducción de las mismas al castellano (Publicaciones de la Universidad de Alicante, 2002) y recientemente han sido traducidas al catalán por Jordi Ainaud (La Mansarda, 2013). Esta última edición incorpora el prólogo que escribió Walter Scott para la reedición de 1809.
Cuánto de realidad y cuánto de ficción hay en dichas memorias es responsabilidad de su verdadero autor, Daniel Defoe. Los grandes rasgos históricos relatados se nutren de los hechos descritos en diversas crónicas y testimonios contemporáneos, si bien otros pormenores son sin duda producto de la fértil imaginación del autor de Robinson Crusoe. La narración gana en interés en el momento en que Carleton se aleja de los episodios bélicos (entre los que destaca la descripción de la toma del castillo de Mon…

Un poema de Espriu

Salvador Espriu (1913-1985)
CEMENTERIO DE SINERA

Digo adiós a los que quieran
mentirse perdurables
en el torrente. Cosechadas
son ya las flores, y se encalman
recuerdos, miradas, alas,
todo mi mar. Benigno
aire nocturno acerca
claridad de fuente, ocultas
voces del fuego. Por el fiel silencio
de nobles árboles
por mi amados, camino
al olvido, dejando artrás
amores, veleros, sufrimientos,
últimas señales de pasos.

(Traducción de José Batlló)

Felix Herzog

Abada Editores ha publicado un curioso tratadillo, inédito hasta ahora, intitulado De la coronilla al trasero, y vuelta (2013), del cual se nos dan algunos datos en la Nota crítica del editor. Al parecer un renombrado profesor español (que se esconde tras el pseudónimo de Innominado Apropós, y a quien se debe la traducción del original en alemán), dio con un manuscrito, fechado en 1838, que contenía el borrador del trabajo de habilitación del Dr. Felix Herzog, discípulo de Karl Rosenkrantz -a la sazón ocupante de la cátedra de Herbart y Kant en la Universidad de Königsberg-, para optar al puesto de "Profesor en Anatomobiopolitognosia General (Estudios de Farragología)" de dicha universidad. 
En la mencionada dissertatio se hacen extravagantes observaciones sobre las materias más peregrinas y, en un momento determinado, al hablar de Novalis ("el poeta necrófilo y nictóforo por excelencia"), seguidor de las ideas geognósticas de Abraham Gotlob Werner, aprovecha el a…

Arroz y boda

Steve Cochran: No quieres ser la esposa de un poli, ¿verdad?
Ida Lupino: No. El arroz es para comerlo, no para tirarlo.

(Private Hell 36, 1954, de Don Siegel. Guion de Ida Lupino y Collier Young)