Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Señales de fuego

La revista valenciana Afers ha sacado un volumen dedicado a las catástrofes naturales en la historia. El monográfico ha sido coordinado por Armand Alberola, profesor de la Universidad de Alicante. Uno de los capítulos, firmado por E. Aragonès y J. Ordaz, trata de las predicciones y vaticinios que en siglos XVI a XVIII se realizaban en España a partir de apariciones de cometas, bólidos, auroras boreales y otras "señales de fuego" celestes.
Para más información sobre el libro y su contenido puede consultarse aquí.

Aniversario

Monumento a Jovellanos en Oviedo

Hoy se cumplen dos siglo justos de la muerte de Gaspar Melchor de Jovellanos. Con motivo de la efeméride se han proyectado varios actos. Ayer tuvo lugar en Puerto de Vega, lugar donde murió, una recreación de las últimas horas del prócer gijonés, y esta tarde se cerrarán los actos conmemorativos con un concierto en la iglesia de Santa Marina a cargo de Joaquín Pixán y una lectura de la "Oda a Jovellanos" por Antonio Gamoneda.
Por otro lado, en Oviedo, ha tenido lugar hoy al mediodía un homenaje institucional del Gobierno del Principado de Asturias, con una ofrenda floral en el monumento dedicado a su memoria, y la inauguración de la exposición sobre Jovellanos y su entorno en las colecciones del Museo de Bellas Artes de Asturias.
El bicentenario toca a su fin. Que haya contribuido a mejorar el conocimiento sobre su persona, su obra y sus ideas es lo deseable en este caso. Aunque, como dice Pedro de Silva en su columna de hoy en la La Nueva Españ…

Lo que el viento tituló

Dar título a una novela no siempre es fácil. A algunos autores les cuesta titular, otros tienen facilidad para ello. En consecuencia encontramos títulos excelentes junto a otros francamente mejorables.
A aquellos que tienen serias dificultades a la hora de titular yo les recomendaría jugar con la palabra "viento" y sus inmensas posibilidades. Es un recurso garantizado, y siempre queda bien. La lista de títulos que contienen la palabra "viento" es larga. He aquí una pequeña muestra entre los más conocidos:

La sombra del viento (Carlos Ruiz Zafón)
El nombre del viento (Patrick Rothfuss)
Lo que el viento se llevó (Margaret Kennedy)
Viento del este, viento del oeste (Pearl S. Buck)
El corazón del viento (Joaquín Leguina)
El viento de la luna (Antonio Muñoz Molina)
El viento en los sauces (Kenneth Grahame)
Dejemos hablar al viento (Juan Carlos Onetti)
Contra el viento (Ángeles Caso)
Escrito sobre el viento (Robert Wilder)
A merced del viento (Patricia Highsmith)
Con el viento solan…

Beethoven

(Benkard, 49)


Me lo imagino todavía con la frente pesada.
Enorme, negro, con la cabeza gacha y el cabello laso,
atraviesa el paisaje. Es su rostro
la máscara colgante, transfigurada,
a la que las luces blancas contemplan.

(Fragmento de "La máscara funeraria de Beethoven", de Stephen Spender. Trad. J. O.)

Un poema de De Andreis

CORONACIÓN DEL ÚLTIMO EMPERADOR DE BIZANCIO


El 6 de enero de 1449 en la Iglesia Metropolitana de Mistra, en Morea, Constantino Dragasés Paleólogo fue coronado emperador mientras Bizancio, asediada por el ejército turco, estaba a punto de sucumbir. Constantino cayó defendiendo la capital el día en que el enemigo esntraba en ella.

En el atrio inundado de mañana,
meláncólico adiós a las laderas,
al cambio sosegado de las mieses.
El cauce del Eurotas
oscuro brilla y corre en la llanura
de Esparta, el aire límpido
de la cumbre nevada se detiene
por la pendiente, sobre los palacios,
sobre almenas y cúpulas y torres.

Acongojado entrar
en el destino osado,
cruzando firmemente
un triste umbral hundido.
En la dorada iglesia, estéril fasto,
oropeles y sedas encendidas,
metales sin valor, opacas piedras,
vana pompa marchita del imperio.

El grave salmodiar tiene un lamento
de irremediable pérdida.
Una vida se ofrenda en holocausto
por Bizancio, la hermosa,
del Señor la elegida, la perenne,
la que guardó la llam…

En la recta final

Inevitablemente, el año Jovellanos va tocando a su fin. El viernes pasado se celebraron dos actos relacionados con el bicentenario, en Gijón y Oviedo. En la villa natal de Jovellanos tuvo lugar un concierto en la basílica del Sagrado Corazón de Jesús, promovido por las fundaciones María Cristina Masaveu y Príncipe de Asturias y el Foro Jovellanos, en el que el Coro de la Fundación Príncipe de Asturias interpretó la Cantata a Jovellanos, de Emilio Arrieta, composición nacida en 1891 para la inauguración de la estatua del ilustre prócer.
Por su lado, en el Teatro Filarmónica de la capital del Principado se representó, por la compañía Odisea Teatro dirigida por Andrés Presumido, la obra Jovellanos, la pasión oculta, de la que es autora Ana Cristina Tolivar Faes. La obra es una daptación de Jovellanos, ensayo dramático-histórico, de José R. Carracido (1893).
Mientras, el volumen 11 (2011) de la revista Cuadernos Dieciochistas, incorpora un monográfico dedicado a Jovellanos, coordinado por E…

Paleoturdillas

"Diré ahora de la apariencia de aquella ave, ignorada de todos los físicos que trataron antes los pàjaros, que los naturales de Helligolad llamaron paleoturdilla. Los pollos de esta crianza tienen el capricho de nacer más grandes que sus padres, a quienes acaban por igualarse al cabo de unas horas de haber invadido el mundo. Por eso debiera ser este ave emblema de modestia. A la vez que menguan de cuerpo les va creciendo el pico, que en las nacidas de género femenino toma color transparente y despide un olor parecido a la salvia madura (...) Su linaje no está recogido en parte alguna pero los naturales de Helligolad, donde estas aves crían espontáneamente desde antiguo, las hacen de nación hispánica, y las juzgan herencia de un gallo longareto que hacía la carrera de Etiopía en una nave que vino a naufragar en aquella parte.
(,...) Los naturales de Helligolad entienden todas las lenguas del mundo pero ignoran los cultivos; caminan de puntillas, evitan a los náufragos y solo se…

Microrrelato

En las XI Jornadas Literarias de la Asociación de Escritores de Asturias, celebradas el pasado fin de semana en Pravia, tuve la oportunidad de leer, dentro de la sesión "Lo breve si breve...", el microrrelato titulado "El final de la película". A petición del distinguido público (bueno, en realidad de algunos del público) lo doy a conocer ahora en este blog. Helo aquí:


EL FINAL DE LA PELÍCULA

Un hombre llega a una ciudad para ver a su novia. Como le sobra tiempo antes de la cita, decide entrar en un cine. Se acomoda en su asiento, se apagan las luces y empieza la sesión. En la primera escena de la película se ve a un hombre que viene a una ciudad para ver a su novia.
El hombre se queda clavado en su butaca, como hipnotizado. Pasa el tiempo, y cuando se le ocurre mirar el reloj se da cuenta de que es la hora de la cita. Por unos instantes duda entre salir del cine y perderse el final de la película o continuar viéndola hasta que se acabe. Decide quedarse en el cine.
Una…

En torno a David Balfour

Las aventuras de David Balfour, de R. L. Stevenson,
(Ediciones del Zodíaco, Barcelona, 1944)

Hace años se me ocurrió consultar el libro Novelistas malos y buenos (2ª ed., 1915), del P. Pedro Pablo Ladrón de Guevara, a ver qué ponía de Robert Louis Stevenson, y lo que decía era más bien poco, pero curioso. Tres líneas le bastaban para su valoración bio-bibliográfica: "Literato escocés, que murió en 1894. Fue narrador de viajes y novelista, parecido en algo a Poe, Hoffmann y Gaboriau." En cuanto a juicios acerca de obras en particular, La isla del tesoro le merecía al jesuita un desdeñoso "se puede leer", al igual que El dinamitero. Luego estaba Plagiado. Y eso era todo.
Me sorprendió, de entrada, que solo citase tres obras de toda la producción de Stevenson, pero hay que tener en cuenta que a principios del siglo XX la mayoría de las obras del autor escocés no se habían traducido aún al castellano. La otra cosa que me sorprendió es lo de Plagiado. Por el comentario de…

Campaña electoral

Quinto Tulio Cicerón da en Breve manual de campaña electoral instrucciones a su hermano Marco Tulio cuando este decide presentar su candidatura al consulado el año 64 a.C. Uno de los candidatos es el gran Catilina.
Cicerón sale elegido, y es plausible pensar que algunos de los consejos de Quinto Tulio le ayudaran a ganar. He aquí uno de ellos: "Lo que no te sea posible cumplir, o bien lo rechazas amablemente, o bien no te niegues del todo; el primer comportamiento es propio de un hombre bueno, el segundo es propio de un candidato".

Preguntas y respuestas

"Si haces una pregunta idiota siempre hay un payaso cerca dispuesto a darte una respuesta idiota."

(Dorothy Malone en Ángeles sin brillo, 1957, de Douglas Sirk. Guión de George Zuckerman sonbre la novela Pilón, de William Faulkner)

Lafcadio Hearn

Lafcadio Hearn (1850-1904)

Lafcadio Hearn , este raro y exquisito escritor conocido sobre todo por sus poéticos relatos de fantasmas japoneses, pasó unos años en Nueva Orleans ejerciendo de periodista. De esta época data su libro Chita: A Memory of Last Island (hay edición reciente en español con el título de Última isla). La historia está ambientada en una de las islas frente a la costa de Luisiana que se partió a consecuencia del devastador huracán de agosto de 1856. Hearn cuenta la historia de Chita, una niña que queda huérfana y es adoptada por un pescador de origen catalán de nombre Feliu Viosca.
En un momento determinado Hearn nos regala con este sorprendente fragmento de rutilante prosa: "En la costa de Luisiana hay regiones cuyo aspecto no parece del presente, sino de un pasado inmemorial; de esa época en la que largas y bajas extensiones de continente primigenio emergieron por primera vez para tomar forma por encima del mar silúrico. Para entregarnos a este sueño geológic…