Ir al contenido principal

Cromwell


Serás hombre, de J. L. Cromwell, se publicó en 1946 con una tirada de 3.000 ejemplares. En 1950, cuando apareció en la Colección "La Nave" llevaba ya cinco ediciones. La novela es de ambiente internacional a la manera "cosmopolita" de Frederic Prokosch (autor también publicado en la misma colección) y su protagonista, Steed K. Vickers, es un sargento piloto de las Fuerzas Aéreas estadounidenses. En el frontispicio de dicha edición figura un retrato a lápiz de J. L. Cromwell, con reproducción de su firma y una nota al pie en la que se nos informa que es autor también de Quema el fuego, Sin ir más lejos, Como son las cosas y varios guiones de cine.
En la Nota Preliminar editorial se dice que una encuesta publicada el 5 de enero de 1949 en el diario de Madrid Informaciones, en busca del mejor libro del año, "se preguntó a un grupo de personalidades cuál había sido, a su juicio, la novela más destacada del año. (...) El gremio de libreros repuso que la novela de más aceptación había sido Sin ir más lejos, de Cromwell. Encuestas celebradas en San Sebastián y en Valencia dieron resultado idéntico". En dicha Nota se nos dice también que el crítico literario del Alto Adige, de Bolzano, ha escrito que "bajo un barniz de intrascendencia, se descubre en Cromwell una indudable y firme profundidad"; y otra de sus novelas, Quema el fuego, es calificada como "una de las mejores novelas publicadas en los últimos años".
¿Y bien?
Pues que si alguien piensa que hubo alguna vez un autor inglés o norteamericano con este nombre se equivoca. Entonces, ¿quién escribió Serás hombre y las demás novelas a él adjudicadas?
Una pista la tenemos en ciertos datos que presenta la referida edición de "La Nave". En primer lugar no se incluye el título original de la obra y, en segundo lugar, en vez del nombre del traductor figura: "Texto en castellano: Juan Luis Calleja". Las iniciales del nombre y apellido coinciden. Así pues, Juan Luis Calleja (1922-2008), nieto de Saturnino Calleja, el fundador de la saga editorial a la que perteneció "La Nave", si no estoy errado, sería el verdadero autor de Serás hombre. Un escritor hábilmente camuflado, inencontrable en enciclopedias y diccionarios, y que ni siquiera es mencionado -cosa rara- en la documentadísima monografía La novela española entre 1936 y el fin de siglo (1997), de José Mª Martínez Cachero.

Comentarios

  1. Pues a quien se parece Cromwell es a Luis Cernuda retratado por Ramón Gaya. Misterios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo primero que habría que saber es si el retrato es el de Calleja o es inventado. Más misterio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Howling Wolf and His Merry Demented Mates17/3/11, 10:39

    Las supuestas encuestas y sus resultados pueden ser también inventadas . Una manera de engatusar a los lectores ofreciéndoles supuesta mercancía de importación. Bazar literario. Onetti devoraba las novelas del gran Curtis Garland ( Juan Gallardo ) convencido de que era un gringo. Un día Oneti leyó : " Parecía una habitación de tango de Gardel " y se olió la tostada.

    ResponderEliminar
  4. En aquellos años era frecuente que los escritores de novela popular, de quiosco, adoptaran pseudónimos "ingleses", pero no los escritores de novela "seria", de aquí la rareza de Cromwell. En cuanto a lo que se dice en el prólogo, no he ido a la hemeroteca a comprobar la encuesta de marras. Tal vez sea cierta. En cambio me cuesta pensar que un diario como el "Alto Adige" de Bolzano se hiciera eco de las obras de Cromwell, No me consta que fuera traducido al italiano, al menos con este nombre.

    ResponderEliminar
  5. Rafael Calleja. (nieto de Juan Luis Calleja)16/10/11, 20:23

    Estimado Sr Ordaz, de pura casualidad, y debido a una búsqueda de temas diferentes a su blog, he dado con el mismo. Le diré que está en lo cierto, que no es tal el misterio, si no algo que se desveló por una situación más que curiosa. Mi abuelo, Juan Luis Calleja, escribió un artículo titulado "después de la cena" en ABC, artículo que suscitó varias quejas por pretender ser un plagio de otro ya publicado en otra revista, este en inglés, por JL Cromwell. Evidentemente mi abuelo levantó el misterio, por el bien de ABC, dado que estaba en juego su seriedad y credibilidad.
    Le adjunto un enlace a la hemeroteca de ABC para que pueda leer esta misma reseña en el momento en el que le otorgaron el premio Mariano de Cavia por uno de los numerosos artículos que escribió.

    http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1964/04/07/039.html

    Un cordial saludo

    Rafael Calleja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Antillón

  Con el placer de costumbre leo en Lecturas y pasiones (Xordica, 2021), la más reciente recopilación de artículos de José Luis Melero, una referencia al geógrafo e historiador Isidoro de Antillón y Marzo, nacido y muerto en la localidad turolense de Santa Eulalia del Campo (1778-1814). Antillón fue un ilustrado en toda regla, liberal en lo político, que difundió sus ideas, entre ellas el antiesclavismo, a través de diversas publicaciones. Sus obras más relevantes son las de carácter geográfico, entre las que destaca Elementos de la geografía astronómica, natural y política de España y Portugal (1808). En esta obra se muestra crítico con otros geógrafos españoles (caso de Tomás López) y con los extranjeros que escribían sobre España (a excepción del naturalista Guillermo Bowles). Gracias a Jovellanos Antillón llegó a ser elegido diputado por Aragón en las Cortes de Cádiz. A su amigo y protector le dedicó Noticias históricas de D. Gaspar Melchor de Jovellanos , impreso en Palma de Mall

Como un río de corriente oscura y crecida

  Era un panorama extraño. En Barcelona, la habitual multitud nocturna paseaba Rambla abajo entre controles de policía regularmente repartidos, y la habitual bomba que explotaba en algún edificio inacabado (a causa de la huelga de los obreros de la construcción) parecía arrojar desde las calles laterales perqueñas riadas de gente nerviosa a la Rambla. Los carteristas, apaches, sospechosos vendedores ambulantes y relucientes mujeres que normalmente pueden verse en las callejuelas se infiltraban entre las buenas familias burguesas, las brigadas de obreros de rostro endurecido, las tropillas de estudiantes y jóvenes que deambulaban por la ciudad. La multitud se desparramaba lentamente por la Rambla, como un río de corriente oscura y crecida. Apareció un ejército de detectives, de bolsillos abultados, apostados en cada café, vagueando por la Rambla y enganchando, de un modo vengativamente suspicaz, a algunos transeúntes elegidos por alguna singular razón, hasta el punto de que incluso esta

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat