Ir al contenido principal

2024


 

Fíjense cómo estará de caliente la cosa del cambio climático que hasta Fray Ramón de los Pirineos, experto hombre del tiempo, no recuerda nada igual desde que hace 149 años comenzó a publicar su famoso Calendario del Ermitaño. En efecto, en sus páginas preliminares para el año que viene, se ha visto en la necesidad de insertar unas "Recomendaciones de estar por casa para luchar contra el calentamiento y el cambio climático".

Son estas:


 Síganlas o no, y pase lo que pase, les deseo un 

PRÓSPERO AÑO 2024

 

 

 

Comentarios

  1. Buenos días. El consejo de levantarse y acostarse con el sol tiene miga: en estos días de enero tendríamos que acostarnos a las seis de la tarde y levantarnos pasadas las ocho de la mañana; pasaríamos más de catorce horas en la cama. Lo de lavar la ropa a mano me suscita dudas: no encuentro información clara sobre si se gasta más agua o menos que si se emplea la lavadora. Sí parece haber consenso en que el lavavajillas gasta menos agua que fregar a mano, pero en mi caso puede que no, porque he aprendido a fregar con un gasto mínimo de agua (abro el grifo lo estrictamente necesario para humedecer y luego para aclarar). En líneas generales lo de ahorrar agua me parece fundamental, por la sequía que nos azota en las regiones mediterráneas. No tengo claro que reducir el gasto de electricidad tenga efecto ambiental, aunque puede ayudarnos a reducir la factura.

    ResponderEliminar
  2. Pero lo que más me interesa de Fray Ramón de los Pirineos es su longevidad. Por favor, que divulgue la receta. MUY FELIZ 2024 PARA TODOS USTEDES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge Ordaz6/1/24, 22:36

      ¡Y larga vida como Fray Ramón!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Criterion

  Sin lugar a dudas, The Criterion , fundado y editado por T. S. Eliot en 1922, es una de las mejores revistas literarias británicas del siglo XX. La nómina de colaboradores que tuvo este magazine trimestral, hasta su último número publicado en 1939, conforma un catálogo bastante representativo de lo más granado de la intelectualidad, no solo británica, del período de entreguerras. En sus páginas escribieron luminarias como Pound, Yeats, Proust o Valéry, por citar solo cuatro.   El primer número de The Criterion , salido en octubre de aquel annus mirabilis , es realmente impactante y marca el sello característico de su editor, expresado a través de sus "Commentary"; a saber, la compatibilidad entre una ideología ideología católica y conservadora y una defensa a ultranza de la vanguardia modernista. En este ya mítico número 1, se incluye, por ejemplo, la primera aparición en letra impresa de The Waste Land de Eliot, y la crítica encomiástica de Valéry Larbaud del Ulises, de

Escritura y moral

  La primera obligación de un escritor es tratar todos los temas con la más elevada, la más digna y la más valiente de las disposiciones (...) El espíritu con el que se aborda un tema, un ingrediente relevante en cualquier tipo de literatura, es de absoluta importancia si hablamos de obras de ficción, reflexión o poesía, pues ahí no solo da color, sino que de por sí elige los hechos; no solo modifica, sino que conforma a la obra (...) No rechazamos una obra maestra aunque estemos preparados para detectar sus defectos; sobre todo, no nos preocupa encontrar sus defectos, sino sus méritos: Por supuesto no hay libro perfecto, ni siquiera en su concepción, pero no hay duda de que hay muchos que hacen disfrutar al lector, que le hacen mejorar en su vida o que le levantan el espíritu (...) En literatura, como en todo lo que hacemos, nunca podemos esperar la perfección. Lo único que cabe es hacer todo lo posible  porque así sea, y para ello solo hay una regla: lo que pueda hacerse despacio no

Un poema de David González

  David González (1964-2023)   PESADILLAS   últimamente mis sueños suelen ser auténticas pesadillas   mejor así:   no me asusto tanto al despertar.  (David González, Sembrando hogueras . Bartleby, 2001)