Ir al contenido principal

Tres en una


 

Que el premio Planeta tiene poco que ver con la literatura y mucho con el marketing, lo sabíamos desde hace tiempo. Pero esta vez se han superado. Como en un circense "más difícil todavía" se han sacado de la chistera al menos tres conejos.

El primer conejo fue anunciar horas antes del fallo que la dotación económica del primer premio se elevaba a la estratosférica cifra de un millón de euros, más que el Nobel, erigiéndose así en el premio mejor pagado del planeta (disculpen el chiste).  

El segundo conejo en realidad son tres. El jurado, integrado por destacadas personalidades del mundo de las letras (no lo olvidemos), eligió como obra ganadora, entre los 654 originales presentados al premio (hay que ver la cantidad de ingenuos que aún sucumbe a las sirenas planetarias), un thriller histórico firmado con el pseudónimo de Sergio López. Abierto el sobre resultó -¡oh, feliz coincidencia-  que el tal López era Carmen Mola, pseudónimo femenino de grandes éxitos de ventas y tras el que se esconden tres hombres (Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez), guionistas de series televisión, entre otras cosas. Ahora se entiende lo de la cuantía del premio.

El tercer conejo ha sido una astuta maniobra empresarial. Galardonando a Carmen Mola te haces con un "autora" que hasta hace nada publicaba sus exitosas y truculentas novelas en una importante editorial de la competencia: Alfaguara, perteneciente al grupo Penguin Random House. En cuanto a la finalista, la novelista Paloma Sánchez-Garnica, es una conocida autora de Planeta, así que todo queda en casa.

¿Y para el año que viene qué bombazo nos preparan? Ni idea. Pero he aquí una. Si yo fuera un alto ejecutivo de Planeta (que es obvio que no lo soy) no perdería el tiempo y desde ya mismo (no fuera que se adelanten otros) le haría una proposición formal (por no decir indecente) a Silvia Caballol. Como es sabido Caballol es la escritora de novelas porno-satánicas de la que se enamoró el exobispo de Solsona.  Pues bien, le propondría escribir, siguiendo la moda, una novela entre la autoficción, el romance erótico, el thriller conspiranoico y, sobre todo, mucho morbo.   

En cualquier caso, me quito el sombrero ante la audaz visión comercial de la editorial Planeta y, por supuesto, felicito a los ganadores, que se han llevado una buena pasta con su novela escrita en comandita titulada La bestia.  

ADENDA (Movimientos de última hora). La librería madrileña Mujeres y Compañía, especializada en obras escritas por mujeres, acaba de anunciar su decisión de retirar de su tienda los libros de Carmen Mola, al descubrir que son tres varones. Así que Mola ya no les mola (disculpen, otra vez). Por otro lado, parece ser que Penguin Random House prepara su venganza exprés, incluso se habla ya de algún peso pesado. Al parecer el conglomerado alemán tendría la intención de birlarle al grupo rival uno de sus autores estrella: Santiago Posteguillo (no es pseudónimo), premio Planeta 2018 y afamado escritor de novelas de romanos.  

   

Comentarios

  1. He pasado de la sonrisa a la risa con la noticia de que retiran los libros de Carmen Mola de una librería exclusivamente dedicada a autoras. ¡Deberían sentirse orgullosas de que hagan falta tres hombres para hacerse pasar por una mujer!
    Leí un libro de este equipo. Me pareció "Un pastiche de tipos y situaciones de las novelas y, sobre todo, de las películas y teleseries del género policial". Ahora lo comprendo.

    https://imagoestinaqua.blogspot.com/2021/03/carmen-mola-la-novia-gitana.html



    ResponderEliminar
  2. Echarse unas risas de vez en cuando es cosa saludable.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Un poema de Raine

    DE MUJER A AMANTE Soy fuego encalmado en agua, una ola que se eleva del abismo. En mis venas la marea atraída por la luna se alza en un árbol de flores esparcidas en espuma de mar.  Soy aire atrapado en una red, el pájaro profético que canta en un cielo reflejado. Soy un sueño antes de la nada, soy una corona de estrellas, soy la forma de morir.   (Kathleen Raine,  Collected Poems 1935-1980 , Allen & Unwin, 1981. Traducción: J.O.)  (Nota: Este blog, como viene siendo habitual en verano, se toma un descanso de aproximadamente un mes. Que pasen un buen y saludable verano.)  

Álvarez Flórez

Hace unos días me enteré, por el artículo publicado en El Periódico ("Muerte de un traductor", de Silvia Cruz Lapeña) de la muerte, a finales del pasado mes de abril, de José Manuel Álvarez Flórez. Había nacido en Cangas del Narcea (Asturias) en 1939, aunque pronto se trasladó a Barcelona donde desarrolló durante décadas una ingente labor como traductor del inglés. A mediados de los años setenta se dio a conocer como narrador con Autoejecución y suelta de animales internos (Júcar, 1975) y  Girar de anarcos (Muchnik, 1981), dos novelas en la línea experimental en boga en aquela época. Más tarde publicaría El delirio de Conan y otros relatos (Muchnik, 1990).    Como traductor trabajó para varias editoriales, entre las que se cuentan, a parte de Muchnik, Acantilado y Anagrama. Tradujo a un gran número de autores: Faulkner, Scott Fitzgerald, Steinbeck, Capote, Doris Lessing, E. M. Foster, Vonnegut, Bukowsky, John Kennedy Toole, Le Carré, Oliver Sacks, Tom Wolfe, etc. La Bibli