Ir al contenido principal

Botella Pastor

                                                                        Virgilio Botella Pastor (1906-1996)
 

Se vienen publicando últimamente libros, como la novela El tango de Dien Bien Phu, de David Castillo o la recopilación de historias reales Y ahora, volved a vuestras casas, de Evelyn Mesquida, en los que se rescatan historias desconocidas y azarosas de españoles republicanos derrotados que tuvieron que pasar a Francia al terminar la guerra civil. Pero ya antes hubo intentos en el campo de la ficción por relatar las peripecias de estos miles de españoles en los campo de internamiento del sur de Francia, su alistamiento en la Legión, las compañías de trabajo o los regimientos de marcha una vez comenzada la II Guerra Mundial; así como su lucha contra los nazis y su participación en la Resistencia, el maquis o en los servicios de apoyo e inteligencia aliados. El escritor Botella Pastor quiso plasmarlo en una serie de novelas que constituyen uno de los corpus narrativos más ambiciosos y globales de esta temática.

Virgilio Botella Pastor, nacido en Alcoy en 1906, fue antes de la guerra capitán de Intendencia de la Armada y secretario general adjunto de la delegación de España en la Asamblea General de la Sociedad de Naciones en Ginebra. Durante la guerra fue destinado a la base naval de Roses. A su término logró pasar a México, donde desempeñó varios empleos y oficios: vendedor, impresor, gerente de una empresa textil... En 1945 fue nombrado director general de los Servicios Administrativos del Gobierno Republicano Español en el Exilio, y en 1956 ingresó en la Unesco como funcionario internacional. Regresaría a España temporalmente en 1976, y se instalaría en ella definitivamente a partir de 1985. Murió a los noventa años en Gijón (Asturias), donde residía con gran discreción.

Botella Pastor se dio a conocer al público en España en 1978 con la publicación, en la editorial barcelonesa Argos, de su novela Tiempo de sombras, primera de la trilogía "El Destierro y la II Guerra Mundial". Esta novela le llevó veinte años,de 1956 a 1976, escribirla; si bien antes y despues de estas fechas fue sacando otros novelas enclavadas en diferentes ciclos narrativos: "La guerra", "La huída", y "El destierro". Una de sus primeras novelas, Por qué callaron las campanas (1953), lleva un título que es como el reverso de otro muy conocido de Hemingway. Tiempo de sombras narra las diferentes trayectorias de varios personajes en diferentes escenarios, desde el campo de concentración de Argelès-sur-Mer al de exterminio de Mauthausen. Como se dice en los paratextos: "La obra es a la vez documento y ficción, testimonio y mito, vida, sueño y fantasía. En ella se pasa constantemente de lo objetivo a lo subjetivo, del hecho histórico a su significado legendario, en forma cálida y vivaz, convirtiendo la historia a secas en una entrañable epopeya llena de humanidad".  

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Raine

    DE MUJER A AMANTE Soy fuego encalmado en agua, una ola que se eleva del abismo. En mis venas la marea atraída por la luna se alza en un árbol de flores esparcidas en espuma de mar.  Soy aire atrapado en una red, el pájaro profético que canta en un cielo reflejado. Soy un sueño antes de la nada, soy una corona de estrellas, soy la forma de morir.   (Kathleen Raine,  Collected Poems 1935-1980 , Allen & Unwin, 1981. Traducción: J.O.)  (Nota: Este blog, como viene siendo habitual en verano, se toma un descanso de aproximadamente un mes. Que pasen un buen y saludable verano.)  

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Álvarez Flórez

Hace unos días me enteré, por el artículo publicado en El Periódico ("Muerte de un traductor", de Silvia Cruz Lapeña) de la muerte, a finales del pasado mes de abril, de José Manuel Álvarez Flórez. Había nacido en Cangas del Narcea (Asturias) en 1939, aunque pronto se trasladó a Barcelona donde desarrolló durante décadas una ingente labor como traductor del inglés. A mediados de los años setenta se dio a conocer como narrador con Autoejecución y suelta de animales internos (Júcar, 1975) y  Girar de anarcos (Muchnik, 1981), dos novelas en la línea experimental en boga en aquela época. Más tarde publicaría El delirio de Conan y otros relatos (Muchnik, 1990).    Como traductor trabajó para varias editoriales, entre las que se cuentan, a parte de Muchnik, Acantilado y Anagrama. Tradujo a un gran número de autores: Faulkner, Scott Fitzgerald, Steinbeck, Capote, Doris Lessing, E. M. Foster, Vonnegut, Bukowsky, John Kennedy Toole, Le Carré, Oliver Sacks, Tom Wolfe, etc. La Bibli