Ir al contenido principal

Exbrayat

                                                                            Charles Exbrayat (1906-1989)

 

A lo largo de los años sesenta y setenta, en los expositores de libros de bolsillo en lengua extranjera de librerías y kioscos raramente faltaban ejemplares de dos populares novelistas franceses: Cecil Saint-Laurent, con su serie histórica de Caroline chérie, y Charles Exbrayat, con sus novelas policíacas o de espionaje.

Una de las características literarias de Exbrayat era una atractiva combinación de intriga y humor con algo de extravagancia. Algunos de sus títulos traducidos al castellano así parecen indicarlo: ¿Le gusta la pizza?, Amor y esparadrapo o Chewing-gum y spaghetti. Pero también cultivó la típica novela negra, con villanos cínicos, intimidantes matones y peligrosas femmes fatales. Una de ellas es ¿Se acuerda usted de Paco?, publicada en España en 1964 por la Editorial Juventud, con traducción de Mariano Orta Manzano, y que había sido galardonada en 1958 con el "Grand Prix du Roman d'Aventures". La novela está ambientada en Barcelona; aunque no suele mencionarse a Exbrayat entre los autores extranjeros que escogieron la ciudad condal a la hora de localizar alguna de sus obras. El protagonista es el inspector Miguel Lluji, un tipo más bien gris obsesionado con averiguar la desaparición de su amigo y confidente Paco:

"Miguel cazcaleaba por la calle de Platerías, que lo llevaría a la Vía Layetana, donde se encontraba la Jefatura Superior de Policía. No experimentaba el menor deseo de regresar a su despacho, porque se sentía incapaz de interesarse por otra cosa que no fuera la suerte de Paco, y sus subordinados se bastaban para arreglar los pequeños asuntos de trámite. Pero ¿adónde ir? ¿A quién interrogar para tratar de enterrse de algo?" 

Varias de las obras de Exbrayat fueron adaptadas al cine con diversa fortuna, entre ellas El asesino está en la guía (Léo Joanon, 1962), con Fernandel; y Adorable idiota (Edouard Molinaro, 1964), con Brigitte Bardot y Anthony Perkins. Pero la más disparatada adaptación cinematográfica es la coproducción hispano-francesa, dirigida por el inefable Jesús Franco en 1963, precisamente de ¿Conoce usted a Paco?. Para empezar, el título con el que circuló en España la película fue Rififí en la ciudad y solo tiene que ver con el filme Rififí (Jules Dassin, 1955) en que el protagonista es el mismo: el actor belga Jean Servais. Tampoco la ciudad es Barcelona. Merced a la imaginación de los guionistas la acción se traslada a una innominada república bananera del Caribe. A partir de aquí cualquier fidelidad a la novela de Exbrayat es pura coincidencia. El despropósito apenas se salva por la profesionalidad de sus dos intérpretes principales: Fernando Fernán Gómez (en el papel del policía Lluji, aquí apellidado Mora) y el ya citado Jean Servais (como el mafioso antagonista, aquí llamado Maurice Leprince).      

Comentarios

  1. Intriga, humor y extravagancia hacen un trío de cualidades que me parecen irresistibles.

    ResponderEliminar
  2. No es mala combinación, y nada fácil.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

La duquesa, el francés y el orangután

En 1798 el rey Carlos IV decide nombrar a Pedro Alcántara Téllez-Girón, IX duque de Osuna,  embajador de España en Austria. Tras meses de preparativos, el duque parte de Madrid el 26 de enero de 1799 con su esposa, María Josefa Alonso Pimentel, XII condesa-duquesa de Benavente, y su numeroso séquito. El paso por Francia resulta azaroso, cuando no arriesgado, debido a la situación anárquica que vive el país vecino en aquellos días. En París se hospedan en el palacio de los duques del Infantado, en la calle de Florentin. Allí residirán casi un año, a la espera de poder proseguir el viaje hasta Viena. Pero ante las complicaciones de su misión y la cada vez más escasas posibilidades de llegar a su destino, el duque pide regresar a España. Tras recorrer los mismos malos caminos y malas posadas que en la ida, llegan a Madrid el 7 de enero de 1800. Entre las numerosas personas que los duques de Osuna tuvieron la oportunidad de tratar en aquel París bullicioso y abigarrado del Directori

Camarero, ¿el ticket verde, por favor?

Sortear cosas es una de las formas de publicidad más antiguas. Pasan los años, cambia la sociedad, pero siguen las rifas. A mediados de los años cincuenta la Casa Caballero, dedicada a la fabricación de bebidas alcohólicas, entre ellas el popular DECANO ("Caballero... ¡qué coñac!"), ofreció siete grandes sorteos trimestrales en los que se se premiaron a los ganadores con 21 coches Renault, 21 Vespas y 105 carteras con dinero. Para dar publicidad a los sorteos se pusieron anuncios en periódicos y revistas y se enviaron tarjetas postales a domicilio. Y este era el reverso de una de estas postales en la que se indicaban las condiciones para participar en el sorteo. Nada de particular, solo que... ¿Qué clase de brebaje sería el "Licor ÑAÑAMBRUK" ¿Alguien lo recuerda? Más aún, ¿alguien lo llegó a probar?