Ir al contenido principal

Una historia de la literatura (IV)

Extractos (comentados) de Historia de la Literatura por Edelvives (1958):

JOSÉ MARCHENA. "Expulsados del suelo patrio los franceses, el apóstata e impío Marchena huyó a Francia, de donde volvió a España el año 1820, pero menospreciado de todos, incluso de los afrancesados, por su proceder antipatriótico, murió en la mayor miseria  y olvido al año siguiente".
(Sí, el abate Marchena, también estaba en el libro, aunque para llevarse uno de los varapalos más contundentes. No hay piedad ni compasión a la hora de mostrar su poco afortunada vida, aunque luego se diga que "su obra poética ofrece calidades varias". De lo cual se desprende una clara moraleja: mirad a qué conduce la impiedad, la apostasía y el antipatriotismo).

MANUEL JOSÉ QUINTANA. "Fue coronado solemnemente por Isabel II, de quien fue preceptor".
(¡Ah, tiempos aquellos en los que un poeta podía lucir una corona! Hubo otro, pero fue una lástima porque no pudo disfrutar de tan alto honor: "Torcuato Tasso murió demente en el convento de San Onofre, en el monte Janículo, cuando iba a ser coronado con el laurel de oro"). 

ENRIQUE HEINE. "De él se ha dicho que es el ruiseñor alemán que colgó su nido en la peluca de Voltaire".
(Esta frase es junto con la de Cocteau sobre Víctor Hugo una de las que más ha persistido en mi memoria, hasta el punto de que cada vez que oigo o leo la palabra Heine se me viene a la mente la imagen del canoro pajarillo posándose en la empolvada peluca del autor de Cándido).

ALEJANDRO MANZONI. Al hablar de su novela Los novios dice que presenta descripciones magníficas, "como la referente a la epidemia que desoló a Nápoles".
(Aquí lo que destaca es el empleo de la palabra desoló en vez de asoló, más empleada hoy en día, y que parece recoger en un solo vocablo la desolación y la devastación producidas por la plaga).

ALEJANDRO HERCULANO. De su vida se dice exclusivamente: "Nació en Lisboa, emigró a Francia, donde se dedicó a la floricultura").
(A ver quién es capaz de superar en brevedad los sesenta y siete años de la vida del escritor portugués).

GUSTAVO FLAUBERT. "Sus escrúpulos sobre el estilo literario eran tales que a veces tardaba cinco días en escribir una sola cuartilla".
(Y pensar que a nosotros, aprendices de la lengua, el profesor nos pedía de un día para otro una redaccción sobre tema prefijado y "a doble cara").

PAUL VERLAINE. "Rodeado de gloria y de miseria moral murió el Pauvre Lelian, anagrama de su nombre y apellido, en París, en 1896".
(Habiendo sabido lo que era un anagrama me dediqué durante días a tratar de hacer el mío. Al final me quedé con uno: Gerardo Joz).

JUAN-ARTHUR RIMBAUD. "Su vida parece estar simbolizada en el poema El barco ebrio, barco sin gobierno".
(Bien pensado, no es mala metáfora).

(Continuará)

    


Comentarios

  1. Buena selección de fragmentos, cebos para lector.
    En cuanto al barco ebrio: muy buena metáfora, me parece, tanto o más para una colectividad que para una persona.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Salva. Habrá más.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro, milagro. Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía. Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Catal…

Un poema de Muntañola

La noche es un árbol turbio que se enrreda en el árbol, es antracita antigua quemando la luz, es la piel más arcana del aire. El árbol lo sabe. Él bebe la noche.

(Esther Muntañola, Árbol. Ediciones Tigre de Papel, 2018).

De Anaïs Nin a Nicolás Guillén, con un interludio musical.

En los diarios tempranos de Anaïs Nin, escritos en los años veinte, el apellido Madriguera aparece en varias ocasiones. Paquita y Enric Madriguera eran dos hermanos catalanes, músicos precoces y amigos del compositor hispanocubano Joaquín Nin Castellanos, padre de Anaïs y de Joaquín Nin-Culmell, compositor como su padre. Ambos se alojaron en varias ocasiones en casa de Anaïs. Paquita fue una reconocida pianista, que más tarde se casaría con el guitarrista Andrés Segovia. Enric era violinista y tras empezar una prometedora carrera como intérprete clásico, al llegar Estados Unidos se pasó a la música moderna con gran éxito. Al frente de su banda se hizo famoso como compositor de canciones y bailables de ritmos latinoamericanos, compitiendo en este ámbito con su compatriota Xavier Cugat. El figuerense había empezado su carrera profesional en La Habana, donde se había criado y formado también como violinista.
Una de las canciones más recordadas de Enric Madriguera es "Adiós", co…