Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2019

1.500

Esta es la entrada número 1.500 del blog "Obiter dicta". No sé si son muchas o demasiadas. De lo que sí estoy seguro es de que esta cifra se ha alcanzado gracias a todos los lectores y lectoras que, a lo largo de estos años, me han ido siguiendo ocasional o regularmente.

Por todo ello, mi más sincero agradecimiento.  Y como es costumbre por estas fechas, aprovecho para desearles unas     
¡FELICES FIESTAS Y UN BUEN AÑO 2020!
(Volvemos en enero)

El forúnculo

- ¿Podría usted dejar de escribir?
- No.
- ¿Qué es lo que le impulsa a hacerlo?
- La necesidad de realizar una tarea que valga la pena, "un deseo en busca de un deseo" quizá. Una neurosis en la que intervendría el hábito más que la desesperación. Un deseo irresistible de apretar el forúnculo que aparece periódicamente, a fin de exprimirle todo el pus que contiene...

(Marie-Françoise Allain, El otro y su doble. Conversaciones con Graham Greene. Luis de Caralt Editor, Barcelona, 1982. Traducción de Basilio Losada).

Apátrida

A la mañana siguiente, 20 de febrero, vino Jacoba a buscarme para reunirnos con Elena y Juan. Elena se encontraba en cama, muy cansada, según nos dijo, con grandes dolores de ovarios. Por este motivo no quería continuar el viaje aquel día. Juan inistía en salir inmediatamente. Llevaba mucho retraso y tenía que estar en fecha próxima en Roma. Se armó la consiguiente discusión entre ellos. Intervine, persuadiendo a Elena de que debía descansar un par de horas más y ponernos en camino. Era una pena que perdiésemos la oportunidad de hacer el viaje en coche y tener que marchar al día siguiente en tren. Por fin, Elena aceptó continuar a primera hora de la tarde.
Juan nos llevó en coche al Consulado francés. La gestión fue más rápida de lo que esperábamos; nos hicieron los visados en seguida. Jacoba era austríaca. Llevaba en España desde los tres años. Tenía solicitada la nacionalidad española, pero aún no se la habían concedido. Fue entonces cuando me enteré de que era apátrida. Su pasaport…

Esther Armán: como un relámpago

En la sección "Hemeroteca" de La Nueva España del día 25 de mayo de 1994, aparece dentro del epígrafe "Hace 25 años" el siguiente comentario: "UNA NOVELISTA OVETENSE. Pasó como un relámpago por el mundillo literario madrileño y llegó a ser popular en el mítico ámbito del café Gijón. Hoy su nombre, Esther Armán, es sólo una evocación como ésta que suscita su aparición en una entrevista que, en sus días de esplendor, le hacía Juan Sierra: "La ovetense Esther Armán penetra en el mundo de la literatura sin pasaporte, como las protagonistas de su novela Mujeres sin pasaporte. Sus únicas garantías son que ha escrito su primera novela; que prepara dos; que la llaman la Françoise Sagan española, y que llega al corazón del feminismo de hoy".
Esther Armán nació en Madrid, pero su infancia y adolescencia trasncurrió en Oviedo, donde su padre, Alfonso López Armán, se había establecido como fotógrafo. Cursa estudios de Magisterio y Filosofía y Letras, obteniendo…

Vientre libre

(La Esfera, nº 874, Madrid, 4 de octubre de 1930)