Ir al contenido principal

El "caso" Boixadós (II)

María Dolores Boixadós (Sort, Lérida, 1917 - Miami, Florida, 2008)


Tras su frustante participación en el primer premio "Eugenio Nadal", María Dolores Boixadós guardaría silencio sobre el caso, hasta que en abril de 1989, estando de profesora de lengua y literatura españolas en la Universidad de Puerto Rico explicó, en una entrevista concedida a Concha Alborg, su versión de los hechos.
En 1944 había enviado su novela Aguas muertas a tres editoriales, entre ellas Destino, que "les pareció tremenda":

"C.A. Quedó finalista del Nadal ¿no?
M.D.B. Mira fue así. Santiago Nadal de Destino me dijo que habían creado un premio de cinco mil pesetas, dando la casualidad que yo había sido muy amiga de Eugenio Nadal porque él era del mismo grupo ya de profesores de Kimeta Comas. Me dijeron que con mi novela se había forjado la idea del premio, me hicieron fotografías y todo. Entonces, Ignacio Agustí se hizo muy amigo mío, me lo pasé muy bien yendo por la bahía con un barco... Pero parece ser que Ignacio Agustí tenía más que el interés político. El no está contando esto en su libro que escribió Ganas de hablar, creo que se llama, no fue como él dice la creación del Nadal. Todo esto era a finales de septiembre, al regresar a Madrid, el primero de octubre conozco yo al que es mi marido. Le conocí en una cervecería de la plaza de Santa Ana y a la media hora los dos queríamos casarnos. Llevamos cuarenta y cuatro años casados. El grupo no me lo perdonó jamás.
C.A. ¿Y qué pasó con el Nadal?
M.D.B. Yo retiré Aguas muertas del Nadal, pero la dejaron finalista. Así se formó el premio. Luego me enteré de lo de Nada. A Carmen Laforet la conocí de vista en el Ateneo.
C.A. ¿Fue por entonces cuando saliste al exilio definitivo? ¿Qué razones te obligaron a dejar España?
M.D.B. Sí, en el cuarenta y nueve. Por mi marido tuve que salir al exilio, él era destacado políticamente, había estado en Alemania, era médico dedicado a la investigación de cáncer. Después de casarnos teníamos un laboratorio en la colonia del Viso y nos denunciaron. Salimos con la ayuda de Rómulo Gallegos con documentación venezolana." (Concha Alborg, Cinco figuras en torno a la novela de posguerra: Galvarriato, Soriano, Formica, Boixadós y Aldecoa. Ediciones Libertarias, Madrid, 1993).

Tras su marcha de España María Dolores Boixadós se mantuvo apartada del mundillo literario hasta 1967, año en que la editorial mexicana España Errante publicó su novela Retorno, con la que había ganado el Premio "Don Quijote" el año anterior. Pero Boixadós nunca regresó. Vivió primero en Venezuela con su marido, el Dr. José María Couto Candeira, y sus tres hijos hasta finales de los cincuenta. Luego se trasladaron a Estados Unidos. Murió en Miami, Florida, el 5 de enero de 2008, víspera del fallo del premio Nadal.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

El prisionero 6865

Este hombre con aspecto demacrado que ven aquí es Giovannino Guareschi (1908-1968). En nada se parece físicamente al sano y risueño Guareschi, autor de la famosa serie humorística de Don Camilo. La fotografía está tomada en 1944 en el Lager 333 de Sandbostel. Al día siguiente del armisticio entre Italia y el ejército aliado en septiembre de 1943, Guareschi, soldado del ejército italiano en Alejandría, no pudo impedir ser capturado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia. Más tarde fue trasladado a Alemania, donde permanecería hasta el final de la guerra.
Guareschi narró sus padecimientos, sensaciones y penurias como el prisionero 6865 en Diario clandestino1943-1945 (1949), singular testimonio en el que la realidad más cruda, el humor, la tristeza y, pese a todo, el optimismo, se mezclan de forma conmovedora. Fue ideado y empezado a redactar durante el internamiento en Polonia. Muchos de sus reflexiones e historias fueron leídas por el propio Guareschi a sus …