Ir al contenido principal

Erudito y curioso Feijoo



Ya está a disposición del público lector el segundo tomo de las Cartas eruditas y curiosas (1742-1760) de Benito Jerónimo Feijoo, en edición crítica, anotada y con ilustraciones promovida por el Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII (Universidad de Oviedo), con el patrocinio del Ayuntamiento de Oviedo y publicado  por KRK Ediciones a finales de 2018.
La edición de este tomo ha corrido a cargo de Inmaculada Urzainqui Miqueléiz, Eduardo San José Vázquez y Rodrigo Olay Valdés. Han colaborado en el mismo Pedro Álvarez de Miranda, Silverio Cerra Suárez (fallecido en 2014), Emilio Martínez Mata y Jorge Ordaz Gargallo.
En este volumen se incluyen algunas de sus cartas más conocidas: "Autores envidiados y envidiosos", "Sobre Raimundo Lulio", "Causas del atraso que se padece en España en orden a las ciencias naturales", "De la crítica"... Así como otras menos conocidas y curiosas, tales como "Del judío errante", "Si hay otros mundos", "Sobre la incombustibilidad del amianto" o "Remedio preservativo de los vinos fácilmente corruptibles".

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).