Ir al contenido principal

mac

El pasado mes de julio murió, a los 92 años de edad, el reusense Macario Gómez Quibus, conocido profesionalmente por mac. Puede que hoy en día su nombre no suene de nada, pero en su día fue uno de los más prolíficos y afamados cartelistas de cine, junto a otros destacados colegas como Soligó, Jano o Montalbán.
Entre los carteles más conocidos de mac que han sido mencionados como representativos de su buen hacer figuran los de algunas grandes superproducciones de la época, tales como Los diez mandamientos, El Cid o El doctor Zhivago. Yo quiero rendirle mi pequeño homenaje entresacando, de mi colección de antiguos programas de mano, el de una de mis películas preferidas de los años cincuenta: El puente sobre el río Kwai (basada en la novela de Pierre Boulle, autor asimismo de El planeta de los simios), con su llamativo título sobrepuesto al puente y un desafiante William Holden en primer plano.


Gracias, mac, por hacernos soñar con las películas antes de verlas en la pantalla.

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).