Ir al contenido principal

La música de Faulkner


Go Down, Moses, and Other Stories  fue publicada por Random House en 1942 como una colección de relatos cortos  Para la segunda edición de 1949, Faulkner escribió a los editores urgiéndoles a quitar del título "and Other Stories", e insistiendo en que Go Down, Moses era "una novela de verdad". Desde entonces, el que sea una serie de relatos más o menos hilvanados entre sí o una verdadera novela ha tenido ocupados a algunos críticos. En realidad, da igual. De una forma o de otra es Faulkner en estado puro. La obra trata de las relaciones entre blancos y negros a través del hilo conductor de una de las familias más antiguas de Yoknapatawpha, los McCaslin; y contiene dos de los mejores relatos que Faulkner escribiera, los titulados "El oso" y "Otoño en el delta", a menudo  antologados.
En España la primera edición de ¡Desciende, Moisés! (así, con los signos de interjección) fue publicada por Luis de Caralt en 1955. La traducción era de Ana María de Foronda, y con posterioridad ha sido empleada por varias editoriales. Foronda era hija de la escritora canaria Mercedes Pinto, hermana de la actriz Pituka de Foronda y hermanastra de los actores Rubén Rojo y Gustavo Rojo. En los años veinte emigró con su familia a América, regresando a España tras la guerra civil. Esta edición española de la obra de Faulkner viene precedida de una inopinada advertencia al lector, en la que la treductora dice:


"Un momento, lector, antes de que empieces a sumergirte en Faulkner. No por él, pues está demasiado alto, sino pensando en ti, lector, y en mí, te detengo un instante antes de que comiences la lectura. Habrá pasajes, muchos pasajes, que te parecerán quizás extraños, no transcritos en castizo español. Piensa que estos relatos de Faulkner, como casi toda su obra, están envueltos en música, y que todo traductor de Faulkner debe ser, a mi juicio, como un músico que copia música ajena, sin que le falte un acorde, sólo pensando las notas de un papel a otro papel...".

Comentarios

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.