Ir al contenido principal

Ilustre plebeyo



WILLIAM SHAKESPERE. Este es uno de los genios colosales que han subido hasta la cumbre del ideal. Sus obras encarnan la naturaleza y la existencia, todas las formas múltiples del ser, el hombre y la huimanidad. Anatómico profundo del corazón humano, diseca con su escalpelo todas las fibras, interroga a la materia, evoca a los espectros, y sondea a los abismos, extrae de los cráneos descarnados la esencia de la filosofía, y pasan por su alambique, el enigma y el misterio, los sueños y las conjeturas; todas las fases de la vida, desde la cuna hasta el sepulcro. Retrata con pincel enérgico y mano maestra los vicios coronados, las grandezas corrompidas, y desciende a las clases abyectas y miserables, sacude sus inteligencias incultas y groseras y hace brotar las perlas y los diamantes, las máximas más severas y las sentencias más sabias. Ve la tierra y el espacio, la duda sombría y el azul de los cielos, el flujo y el reflujo de las pasiones, el océano inmenso y el infinito imposible; tiene la emoción violenta de todos los dolores  que torturan el alma, el acento apasionado y elocuente de todos los grandes entusiasmos y heroicos infortunios; abarca todos los aspectos de las cosas; su poesía es mofa y llanto, su espíritu abraza la suma total de la humanidad.

(Antonio Luque y Vicens, Plebeyos ilustres. Reseña biográfica de los obreros del progreso humano, Madrid, 1869)

  

Comentarios

  1. Como se dice por aquí "qué cosa más bonita".El título y el texto es colosal.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. No por desconocida es esta una de las mejores alabanzas del gemnio de Stratford que haya leído.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, yo sí lo desconocía.
    Claro, a ello juntamos tu debilidad por sustraer lo mejor de todo lo que lees. Esa habilidad tuya que más como lector empedernido, sea un don. Tu parte más sublime a la hora de analizar lo que es bueno y lo que no. A esto le añado que eres muy polifacético.
    En fin, hay libros que deberían estar más baratos:) o al menos al alcance de cualquier lector que se digne a leerlo.



    ResponderEliminar
  4. Vaya piropo... más que Shakespeare parece el mismísimo Dios....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

El prisionero 6865

Este hombre con aspecto demacrado que ven aquí es Giovannino Guareschi (1908-1968). En nada se parece físicamente al sano y risueño Guareschi, autor de la famosa serie humorística de Don Camilo. La fotografía está tomada en 1944 en el Lager 333 de Sandbostel. Al día siguiente del armisticio entre Italia y el ejército aliado en septiembre de 1943, Guareschi, soldado del ejército italiano en Alejandría, no pudo impedir ser capturado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia. Más tarde fue trasladado a Alemania, donde permanecería hasta el final de la guerra.
Guareschi narró sus padecimientos, sensaciones y penurias como el prisionero 6865 en Diario clandestino1943-1945 (1949), singular testimonio en el que la realidad más cruda, el humor, la tristeza y, pese a todo, el optimismo, se mezclan de forma conmovedora. Fue ideado y empezado a redactar durante el internamiento en Polonia. Muchos de sus reflexiones e historias fueron leídas por el propio Guareschi a sus …