Ir al contenido principal

Aspern


Creo que la primera vez que se publica en España de forma individual una nouvelle de Henry James es Los papeles de Jeffrey Aspern, en la no tan lejana fecha de 1946. La publicó la barcelonesa Ediciones Lauro, en traducción de Juan Antonio Antequera, dentro de la colección "Los escritores de ahora" (aunque para entonces James llevara ya treinta años muerto). El libro, cuidado como toda la producción del sabio editor José Janés, lleva sobrecubierta del ilustrador Juan Palet y el diseño de la portada (a dos tintas) es de R. Giralt Miracle.Como se dice en la solapa: "Con la publicación de Los papeles de Jeffrey Aspern queda finalmente incorporado al repertorio editorial español uno de los escritores más importantes de lengua inglesa..."
No es de extrañar la tardanza en publicar a Henry James en España, si tenemos en cuenta que lo mismo sucedió en otros países del ámbito eiropeo. En sus últimos años James tuvo que ver cómo los lectores se alejaban de él, sus libros ya no se vendían y los críticos le desdeñaban, cuando no se burlaban abiertamente. Solo un pequeño círculo de partidarios mantuvo el fervor tras su muerte. En los años veinte y treinta del pasado siglo James era un recuerdo apolillado. A partir de los años cuarenta y cincuenta, sin embargo, resurge el interés por el autor de Retrato de una dama, gracias al empeño de unos pocos, pero influyentes, profesores universitarios norteamericanos que sin mucha oposición crítica logran su revalorización, elevando su figura a los altares del canon. Y en el sigue desde entonces, inamovible.
Los papeles de Aspern fue escrito en 1888 y su acción transcurre en Venecia. Sus personajes centrales son dos damas americanas, la señorita Juliana Bordereau y su sobrina Tina (o Tita en su primera versión), y un compatriota suyo, un erudito que ansía conseguir los manuscritos dejados por un poeta americano que en su día fuera amante de Miss Bordereau. Es una de las más conocidas y mejores novelas cortas de la primera época del autor, y una de sus obras más adecuadas para entrar en el universo literario del escritor. Tras el fondo decadenrte de un palazzo herido por la mordedura del tiempo late un mundo de secretos, manipulación, codicia, misterio y deseo. Puro James.

Comentarios

Entradas populares

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…

Café Peñalba, Oviedo

A aquellas horas, el café estaba completamente lleno. Se veía a los camareros pasar presurosos entre las mesas, llevando en alto las bandejas, cargadas de misteriosas mezclas rojas, lechosas, verdes, doradas, en las que destacaba intensamente la mancha amarilla cromo de una corteza de límón o el carmín de una guinda, que el barman, como un moderno alquimista, preparaba en su alegre laboratorio de botellas. Todos eran pálidos, fofos, y parecían llevar con un poco de cortedad sus smokings deslucidos, con las mangas brillantes por el uso, y el lazo de la corbata torcido, lacio, como un pájaro negro de alas caídas. Aquel café era una institución en la vieja ciudad y aquella hora del anochecer una de las más difíciles del servicio. Los ingenieros, los magistrados, los catedráticos de la Universidad y las gentes enriquecidas con el carbón y el hierro se reunían allí a merendar, y había que servirles escrupulosamente, procurando no cortar sus conversaciones al preguntarles qué deseaban o al…

Felicitación

Este blog desea a todos sus lectores lo mejor para el 2017.