Ir al contenido principal

Aspern


Creo que la primera vez que se publica en España de forma individual una nouvelle de Henry James es Los papeles de Jeffrey Aspern, en la no tan lejana fecha de 1946. La publicó la barcelonesa Ediciones Lauro, en traducción de Juan Antonio Antequera, dentro de la colección "Los escritores de ahora" (aunque para entonces James llevara ya treinta años muerto). El libro, cuidado como toda la producción del sabio editor José Janés, lleva sobrecubierta del ilustrador Juan Palet y el diseño de la portada (a dos tintas) es de R. Giralt Miracle.Como se dice en la solapa: "Con la publicación de Los papeles de Jeffrey Aspern queda finalmente incorporado al repertorio editorial español uno de los escritores más importantes de lengua inglesa..."
No es de extrañar la tardanza en publicar a Henry James en España, si tenemos en cuenta que lo mismo sucedió en otros países del ámbito eiropeo. En sus últimos años James tuvo que ver cómo los lectores se alejaban de él, sus libros ya no se vendían y los críticos le desdeñaban, cuando no se burlaban abiertamente. Solo un pequeño círculo de partidarios mantuvo el fervor tras su muerte. En los años veinte y treinta del pasado siglo James era un recuerdo apolillado. A partir de los años cuarenta y cincuenta, sin embargo, resurge el interés por el autor de Retrato de una dama, gracias al empeño de unos pocos, pero influyentes, profesores universitarios norteamericanos que sin mucha oposición crítica logran su revalorización, elevando su figura a los altares del canon. Y en el sigue desde entonces, inamovible.
Los papeles de Aspern fue escrito en 1888 y su acción transcurre en Venecia. Sus personajes centrales son dos damas americanas, la señorita Juliana Bordereau y su sobrina Tina (o Tita en su primera versión), y un compatriota suyo, un erudito que ansía conseguir los manuscritos dejados por un poeta americano que en su día fuera amante de Miss Bordereau. Es una de las más conocidas y mejores novelas cortas de la primera época del autor, y una de sus obras más adecuadas para entrar en el universo literario del escritor. Tras el fondo decadenrte de un palazzo herido por la mordedura del tiempo late un mundo de secretos, manipulación, codicia, misterio y deseo. Puro James.

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).