Ir al contenido principal

Un poema de Villarta


MUDOS CONFIDENTES

Volveré con la llave de las brumas
y las hierbas, felices de rocío
en los bosques donde las hayas cantan
con la voz infinita de  los pájaros.
Regresaré amazona del verano
sobre un caballo de color de almendra,
a los rosales y a las buganvillas
que plantara mi padre en nuestro huerto;
a la casa que huele a mar y tierra
la resonancia de las caracolas,
al desván que albergó mis fantasías
en el barco pendiente del vigamen,
el espejo de marco desconchado,
al marquesín de la blanca peluca
que bailaba minués con la marquesa,
sobre el arzón de la caja de música,
y que fueron los mudos confidentes
de mis sueños de niña, de la dueña
de una pluma, un cuaderno y un canario,
unos versos, un can y una tortuga.

(Ángeles Villarta, Costa verde. Edición de la autora, Talleres Fareso, Madrid, 1959)

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué lástima no haberla conocido antes! Javier Lasheras.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué lástima no haberla conocido antes! Javier Lasheras.

    ResponderEliminar
  4. Un poema de los que nunca me cansaría de leer. Es precioso.
    Me gusta mucho todo lo que traes a tu blog, me gusta la sensibilidad que tienes en elegir aquello que más te gusta cuando lees. Será que coincidimos en estas lecturas.

    Gracias Jorge.

    ResponderEliminar
  5. Javier, nadie nos dijo ni que existiera, porque nadie se acordaba de ella. De modo que hemos tenido que descubrirla por nuestra cuenta y demasiado tarde.
    L.N.J.: Me alegro de las coincidencias.El poema de Villarta es una muestra de que poesía aparentemente sencilla, pero que cala.

    ResponderEliminar
  6. Que maco Jordi, es un poema amb molt de sentiment i aquets dies que nosaltres estem com més sensibilitats, m'agradat llegir-lo, ho he fet varios cops i cada vegada m'agrada més, gracies per ensenyar-me'l.Petonts Montse

    ResponderEliminar
  7. Doncs sí, Montse, és un poema d'una gran sensibilitat. Petons.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…