Ir al contenido principal

Un poema de Vigny



Y sola, no obstante, un día, su tímida compañera
Contempla a su alrededor la celestial campiña,
Extiende el ala y sonríe, se evade y por los aires
Busca a su amiga Tierra o a los astros desiertos.
Y, así como en la espesura de la Luisiana,
Bajo el bambú mecido y unas largas lianas,
Roto el huevo dorado, por el sol ya maduro
De un nido floral sale el Colibrí magnífico,
Una esmeralda verde su testa ha coronado,
De en la espalda unas alas la púrpura ya presta,
La coraza de azur orna su corazón joven
Y para enconar el aire, el ave parte vencedora
Y pasea por lugares cercanos a la luz
Sus plumas de coral que tanto temen al polvo.
Bajo su abrigo selvático, aturdiendo a la paloma,
El osado viajero frecuenta la palmera.
Abandona primero el llano, que es tan oloroso,
Pasa, ambicioso, del arce hasta el hayal
Y de todos sus festines cree encontrar aprestos
En la frente del palmito o en los brazos del ciprés,
Mas el bosque es un exceso a sus recientes alas
Y están las flores de cuna de este paraje ausentes
Y a buscarlas él planea en la verde sabana:
Las serpientes pajareras que podrían ocultarlas
Le espantan mucho menos que tan áridas forestas,
Y persigue junto al agua el jazmín de las Floridas,
El nomeolvides al fondo de su presidio casto
Y la fresa embalsamada, en medio de aquel cespedal.

(Fragmento de "Eloa, o la hermana de los ángeles", de Alfred de Vigny, 1823. Traducción de P. L. Ugalde, 1979)  

Comentarios

  1. Jorge, gracias por mostrármelo y sacarlo de la invisibilidad.

    ResponderEliminar
  2. Intenso y precioso poema. Jorge, lo que no entiendo es porqué empiezan todos los versos con mayúsculas.
    ¿Me lo explicas?

    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Creo que en el original también se empiezan los versos con mayúsculas, y el traductor quiso respetar este rasgo que, por otra parte, era bastante frecuente en la época.

    ResponderEliminar
  4. He visto un manuscrito de un poema de Vigny y los comienzos de los versos no están con mayúsculas. Por lo que deduzco que puede tratarse de una cuestión tipográfica..

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1/11/16 3:19

    Hola. Disculpe, en dónde puedo encontrar este poema? Me gustaría leer ésta traducción, pero resulta difícil conseguirla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…

Café Peñalba, Oviedo

A aquellas horas, el café estaba completamente lleno. Se veía a los camareros pasar presurosos entre las mesas, llevando en alto las bandejas, cargadas de misteriosas mezclas rojas, lechosas, verdes, doradas, en las que destacaba intensamente la mancha amarilla cromo de una corteza de límón o el carmín de una guinda, que el barman, como un moderno alquimista, preparaba en su alegre laboratorio de botellas. Todos eran pálidos, fofos, y parecían llevar con un poco de cortedad sus smokings deslucidos, con las mangas brillantes por el uso, y el lazo de la corbata torcido, lacio, como un pájaro negro de alas caídas. Aquel café era una institución en la vieja ciudad y aquella hora del anochecer una de las más difíciles del servicio. Los ingenieros, los magistrados, los catedráticos de la Universidad y las gentes enriquecidas con el carbón y el hierro se reunían allí a merendar, y había que servirles escrupulosamente, procurando no cortar sus conversaciones al preguntarles qué deseaban o al…

Felicitación

Este blog desea a todos sus lectores lo mejor para el 2017.