Ir al contenido principal

Suess


 Eduard Suess (1831-1914)

Se cumplen hoy los cien años de la muerte del eminente geólogo austríaco Eduard Suess. Suess fue en su tiempo el mayor experto en tectónica alpina, y ha pasado a la historia de la geología por grandes aportaciones, como los conceptos del supercontinente Gondwana, el Mar Tetis, o la estructura concéntrica en tres grandes capas de la Tierra. Su obra cumbre fue Das Antlitz der Erde (1889-1909), en tres gruesos volúmenes, genial síntesis de los conocimientos geológicos a fines del siglo XIX. 
El monumental tratado de Suess fue traducido al castellano por el ingeniero de minas Pedro de Novo y Fernández-Chicarro (1884-1953), alumno de Lucas Mallada y profesor de Geología en la Escuela de Minas de Madrid. Novo acometió la ingente labor en solitario, sin ayuda ninguna, hasta ver publicado la obra en los años veinte. Novo fue director del Museo Nacional de Ciencias Naturales y presidente de la Real Sociedad Gográfica y el Instituto de Ingenieros Civiles. Emprendió una expedición a la Guinea continental española e hizo el primer bosquejo geológico de la misma.
Heredó de su padre, el contralmirante Pedro de Novo y Colson, la afición a los estudios marítimos y náuticos, y fue un apasionado de la lexicología, redactando un vocabulario de términos científicos y un diccionario de voces usadas en geología y ciencias afines. Según su colega López de Azcona, "su facilidad de expresión, rica en vocablos, y la dicción perfecta, un poco enfática, que daba personalidad a sus discursos, le hacían ocupar la primera fila en las solemnidades académicas".

Comentarios

  1. ¿Sabes? desde que he leido este interesante post, ya no se me olvida. Porque me gusta repetir: "Suess, Suess, Suess"...
    Voy a ver si viene en youtube para escucharlo.

    ResponderEliminar
  2. Dudo que esté en youtube, pero nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  3. Así es, no he encontrado nada.
    Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

El prisionero 6865

Este hombre con aspecto demacrado que ven aquí es Giovannino Guareschi (1908-1968). En nada se parece físicamente al sano y risueño Guareschi, autor de la famosa serie humorística de Don Camilo. La fotografía está tomada en 1944 en el Lager 333 de Sandbostel. Al día siguiente del armisticio entre Italia y el ejército aliado en septiembre de 1943, Guareschi, soldado del ejército italiano en Alejandría, no pudo impedir ser capturado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia. Más tarde fue trasladado a Alemania, donde permanecería hasta el final de la guerra.
Guareschi narró sus padecimientos, sensaciones y penurias como el prisionero 6865 en Diario clandestino1943-1945 (1949), singular testimonio en el que la realidad más cruda, el humor, la tristeza y, pese a todo, el optimismo, se mezclan de forma conmovedora. Fue ideado y empezado a redactar durante el internamiento en Polonia. Muchos de sus reflexiones e historias fueron leídas por el propio Guareschi a sus …