Ir al contenido principal

Otro poema de Harry Brown

Harry Brown (1017-1986)


TOURNEUR

Un diablo se casa con la oscuridad en el escenario,
El novio lleva en alto un corazón humano,
Un pájaro enjaulado y loco grazna en la noche.
Entra una calavera, cuyas mandíbulas agrietadas bate con furia:
Salen las Virtudes, a un lugar aparte.
Ahora el mismo Cielo está silencioso y sin luz,
La cama matrimonial es mármol y la novia
Una novia de mármol, la fiesta ha decaído,
Los coristas están fríos en sus graves vestimentas,
Los invitados a la boda se han derrumbado en su orgullo,
Y ahora viene uno que farfulla en una habitación
Las palabras de una que murió hace tiempo, a la que amaba mucho:
Sus traiciones han sido todas traicionadas, pobre fantasma,
sus placeres queman, su burdel es la tumba.

(Harry Brown, The Beast in His Hunger, 1949)

Comentarios

  1. ¿Dónde tendría el corazón H.B cuando escribió este poema?.
    Es muy bueno, muy bien escrito, muy frío. Excelente.

    Los pistoleros son más juguetones:).


    http://youtu.be/CATic8iB8gs

    ResponderEliminar
  2. Eso me pregunto yo también.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

El prisionero 6865

Este hombre con aspecto demacrado que ven aquí es Giovannino Guareschi (1908-1968). En nada se parece físicamente al sano y risueño Guareschi, autor de la famosa serie humorística de Don Camilo. La fotografía está tomada en 1944 en el Lager 333 de Sandbostel. Al día siguiente del armisticio entre Italia y el ejército aliado en septiembre de 1943, Guareschi, soldado del ejército italiano en Alejandría, no pudo impedir ser capturado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia. Más tarde fue trasladado a Alemania, donde permanecería hasta el final de la guerra.
Guareschi narró sus padecimientos, sensaciones y penurias como el prisionero 6865 en Diario clandestino1943-1945 (1949), singular testimonio en el que la realidad más cruda, el humor, la tristeza y, pese a todo, el optimismo, se mezclan de forma conmovedora. Fue ideado y empezado a redactar durante el internamiento en Polonia. Muchos de sus reflexiones e historias fueron leídas por el propio Guareschi a sus …