Ir al contenido principal

Felix Herzog



Abada Editores ha publicado un curioso tratadillo, inédito hasta ahora, intitulado De la coronilla al trasero, y vuelta (2013), del cual se nos dan algunos datos en la Nota crítica del editor. Al parecer un renombrado profesor español (que se esconde tras el pseudónimo de Innominado Apropós, y a quien se debe la traducción del original en alemán), dio con un manuscrito, fechado en 1838, que contenía el borrador del trabajo de habilitación del Dr. Felix Herzog, discípulo de Karl Rosenkrantz -a la sazón ocupante de la cátedra de Herbart y Kant en la Universidad de Königsberg-, para optar al puesto de "Profesor en Anatomobiopolitognosia General (Estudios de Farragología)" de dicha universidad. 
En la mencionada dissertatio se hacen extravagantes observaciones sobre las materias más peregrinas y, en un momento determinado, al hablar de Novalis ("el poeta necrófilo y nictóforo por excelencia"), seguidor de las ideas geognósticas de Abraham Gotlob Werner, aprovecha el autor para proclamarse  "neptuniano":

"Y es que -dice Herzog en su disertación- los neptunianos geognostas creen que la superficie de la tierra se había ido formando lentamente por sedimentación de los aportes dejados por la retirada de un océnao primitivo que habría ido cubriendo al inicio toda la tierra (de ahí lo de Neptuno). Los plutonianos, en cambio, todo lo quieren explicar a base de erupciones y bombazos volcánicos. Desde luego, es más poético eso del agua (y más limpio: los volcanes lo ponen todo perdido de cenizas)..."
No consta que al candidato Felix Herzog le dieran la plaza solicitada. 
 
 

Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…