Ir al contenido principal

MIral y Cataluña

Domingo Miral López (1872-1942), óleo de Joaquín Pallarés,
         Universidad de Zaragoza

En el espléndido libro Escritores y Escrituras (Xordica, 2012), del bibliófilo zaragozano José Luis Melero, se recoge una serie de artículos publicados en Heraldo de Aragón entre 2009 y 2012. Uno de ellos, titulado "Miral y Cataluña", publicado  el 11 de noviembre de 2010, hace alusión a La crisis de la Universidad, discurso inaugural del curso 1908-1909 de la Universidad de Salamanca, pronunciado por el aragonés Domingo Miral López, a la sazón catedrático de Lengua y Literatura Griegas. En dicho discurso hay unas reflexiones acerca del ya entonces llamado "problema catalán". Dice Melero:

Miral pensaba que "el catalanismo se debe única y exclusivamente a las pasiones de una gran parte de la prensa madrileña y a las intemperancias y desplantes de algunos mangoneadores de nuestra política" y que la suspicacia de esa prensa era responsable de la "campaña sistemática de hostilidad a Cataluña". Miral opinaba ya entonces que era inútil toda tentativa de reconciliación y que tanto se estaban empeñando en que los catalanes fueran separatistas que "Dios solo sabe lo que al fin puede ocurrir". Ciento dos años después parece que todo siguiera igual. Tras la sentencia del Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña, las relaciones entre España y Cataluña están sin duda peor, cada vez hay más sectores que se encaminan a la secesión y es verdad que cierto tipo de prensa madrileña alimenta y promueve una suerte de anticatalanismo. Todo dejà vu.

Y por ahora sigue el dejà vu.



Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…