Ir al contenido principal

Caillois

Roger Caillois (1913-1978)

Roger Caillois fue un escritor atípico y de múltiples facetas. Surrealista del primer momento, su obra incluye aspectos sociológicos y antropológicos, si bien los campos en los que brilla de forma especial son los de lo imaginario y lo onírico. Pierres, publicada en 1966 (hay reciente versión al catalán: Pedres, en la editorial Días Contados, 2011, en traducción de Ramon Girbau), el autor francés nos presenta su particular visión del mundo mineral. En las características morfológicas y propiedades físicas de ágatas, jaspes, dendritas, septarias, concreciones silíceas, hematites iridiscentes, cuarzos, berilos, etc... halla Caillois no solo un peculiar microcosmos, sino un universo entero.
El autor de La escritura de las piedras (1970) nos habla de extraños especímenes de la antigüedad clásica, a medio camino entre el mundo inorgánico y el orgánico, como la piedra de Assos, en el Asia Menor, que es carnívora; la difia, que es hermafrodita; o la aetites, que se encuentra en los nidos de águila, y siempre de dos en dos, una macho y otra hembra. Y también, cómo no, de las no menos misteriosas de la China. Así, por ejemplo (utilizo la citada edición):
"Su Shi (1035-1101), uno de los más célebres poetas de los Song, asimismo pintor y prosista, ganador de los concursos imperiales de 1056 y miembro del Instituto de la Historia bajo el reinado de Yingzong, coleccionaba piedras. Su vida fue una sucesión de promociones y exilios, de éxitos y de desgracias. Escribió mucho sobre las formas de los acantilados, las cavernas, las piedras vacías y sonoras como las campanas. Contó, en una prosa que se tiene por incomparable, los paseos irreales que le encantaban en el sentido literal de la palabra (...) Había adquirido una piedra verde y blanca, que designó según el nombre de la montaña Chouchi de Gansu. En la cumbre se podía reconocer un lago (en miniatura) y un camino "sinuoso como los intestinos de una oveja". La piedra era al mismo tiempo una cueva y comunicaba con el primero de los Cielos-Caverna, el que se denomina Pureza del Vacío. Pero hacía falta sin duda, para llegar allí, haber sabido hacerse lo bastante pequeño para penetrar dentro de las cavidades de la piedra. Es privilegio de Inmortal".

Comentarios

Entradas populares

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…