Ir al contenido principal

Profecías para un nuevo año

Si eres pobre sufrirás
y tu mal irá en aumento,
si no sabes procederte
con muy prudente remedio;
si eres pobre sufrirás
manden galgos o podencos,
porque el siglo así lo quiere
y a él todo está sugeto:
ni esperes tampoco que
en verano ni en invierno
los trabajos se acomoden
y se paguen a mejor precio
(...)
Tampoco el contribuyente
espere a su mal remedio,
lo más que podrá alcanzar
si paga diez pagar ciento,
sin contar las discreciones
perjuicios y recuentos...

(De Profecía para el año 1861. Escrita por el Viejo Malaquías. Barcelona, Imprenta de Ignacio Estivill, 1861, 4 págs.)

¡¡BUEN AÑO 2012 A TODOS!!

Comentarios

  1. Como pobre titulado que soy, espero que el gran Malaquías tenga a bien confundir sus presagios dándome un mejor año lleno de placidos atardeceres y vespertinas alboradas.
    Extensible a todos vosotros.
    Un abrazo Jorge

    ResponderEliminar
  2. Más que de Malaquías parecen estas profecías de Jeremías. En todo caso espero del 2012 lo mejor para todos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/1/12 11:08

    Estimado amigo, tenemos agoreros mucho más cercanos. El viejo Lope de Vega, en su famoso poema que empieza "A mis soledades voy / de mis soledades vengo..." , ya demuestra su clarividencia: " ¿A quién no dará cuidado / si es español verdadero / ver los hombres a lo antiguo / y el valor a lo moderno? / Todos andan bien vestidos / y quéjanse de los precios / de medio arriba, romanos / de medio abajo, romeros". Feliz año, y que nos quedemos como estamos. David M.V.

    ResponderEliminar
  4. Sí, David, parece que la cosa viene de antiguo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…