Ir al contenido principal

Geikie

Sir Archibald Geikie (1835-1924)

El escocés Archibald Geikie fue uno de los geólogos británicos más destacados de finales del siglo XIX y principios del XX. En su juventud conoció a Hugh Miller y colaboró con Roderick Murchison en la cartografía geológica de Escocia. Fue profesor en la Universidad de Edimburgo, director del Geological Survey del Reino Unido y autor, entre otras obras, de manuales de geología y geografía física, ensayos y una autobiografía (A Long Life's Work, 1924). Fue también ornitólogo aficionado y escribió Birds of Shakespeare (1916).
En su libro Landscape in History (1905) recopiló varios ensayos, parte de los cuales tratan de las relaciones entre el paisaje, las creencias mitológicas, el desarrollo de las civilizaciones y la imaginación. En uno de ellos, "Landscape and Literature", clasifica los escenarios naturales de Gran Bretaña en tres grandes tipos -Lowlands, Uplands y Highlands- y los relaciona con distintos poetas influenciados por ellos. Así, William Cowper sería el poeta de las suaves y amenas vistas de las Lowlands, en concreto las del valle del río Olney, entre Olney y Weston, cuya base la forman primordialmente arcillas y calizas oolíticas. Las Uplands estarían representadas por los paisajes eminentemente pastorales en torno a los borders entre Inglaterra y Escocia, los cuales habrían influido, de forma especial, en Walter Scott.
Los territorios típicos de las Highlands son las agrestes montañas escocesas, las cuales difieren de las Uplands no solo en su mayor elevación sino en las formas rocosas más irregulares de su superficie, consecuencia de una compleja estructura geológica en la que dominan los materiales ígneos y metamórficos: granitoides, cuarcitas, pizarras y esquistos. James Macpherson (a través de Ossian) sería uno de los poetas más representativos de este tipo de paisaje. El distrito de los Lagos, por su lado, sería el indiscutible reino de William Wordsworth.
Curiosamente, como señala Geikie, ni Cowper, ni Scott ni Wordsworth tenían en gran consideración a los geólogos.

Comentarios

  1. Vaya creatividad bloguera que tienes últimamente!

    ResponderEliminar
  2. Esto va por rachas. Es cosa de aprovecharlas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…