Ir al contenido principal

Gary Snyder


Decía Auden que si hubiese una escuela para poetas la geología debería ser asignatura obligatoria. No cabe duda de que, en este supuesto, el poeta estadounidense Gary Snyder habría sido un alumno aventajado.
Nacido en 1930 Snyder vivió y creció en medio de los salvajes paisajes del Oeste y de la Costa del Pacífico. Tras graduarse en la Universidad de California en Berkeley entró en contacto con los beatniks, el budismo zen y los movimientos conservacionistas. Como Emerson, Thoreau y Whitman amaba los vastos espacios y pensaba que formaban parte del alma de Estados Unidos.
"Sostengo los más arcaicos valores en la tierra", ha dicho en más de una ocasión.
Probablemente no haya ningún otro poeta norteamericano contemporáneo en el que la geología ocupe un lugar tan destacado en su imaginario poético. La relaciones entre el hombre y las formaciones rocosas que constituyen la base de su entorno natural, se hallan presente en muchos de sus poemas, desde Riprap (1959) hasta Mountains and Rivers Without End (1996). Igualmente abundan en sus libros las reflexiones sobre el origen y las transformaciones del paisaje.
En "Geological Meditation", por ejemplo, perteneciente al poemario Left out of the Rain (1980) leemos:

Las rocas sufren,

lentamente,
se retuercen, los estratos
hechos derrubios...

En Snyder, la falacia patética de la roca sufriente, como parte del ciclo geológico exógeno, y las transformaciones geomorfológicas que abarcan millones de años funcionan como metáfora de nuestras vidas.

Comentarios

Entradas populares

Nuevo libro

"Este texto es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es el pretexto para hablar de escritura y libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura."


Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.