Ir al contenido principal

Kenji Miyazawa

Kenji Miyazawa (1896-1933)

Kenji Miyazawa es uno de los más escritores más populares de Japón, sobre todo por sus poemas y cuentos orientados al público infantil. Menos conocida es su faceta de geólogo.
En 1915 ingresó en el Colegio Imperial de Agricultura y Montes en la ciudad de Morioka. Allí estudió mineralogía y geología con el profesor Toyotaro Seki, importante figura en el desarrollo de la geología japonesa, descubridor de la alofana (mineral arcilloso que se encuentra en suelos volcánicos). De acuerdo con Hirokazu Kato*, fue el joven Kenji quien en 1917, con la ayuda de sus compañeros de clase, compiló un mapa geológico de los alrededores de Morioka a escala 1:50.000, que fue el primer mapa a gran escala hecho en Japón antes de que el Servicio Geológico de aquel país comenzara a publicar mapas a escala 1:75.000.
Con posterioridad recibió lecciones del Dr. Ichiro Hayasaka, quien le introdujo en el mundo de la paleontología. Siendo profesor en la Escuela Superior de Agricultura de Hanamaki, Kenji descubrió a orillas del río Kitakami un yacimiento de fósiles del Plioceno, que le sirvió de fuente de inspiración para algunos de sus poesías y relatos (p. ej. en "Tren nocturno de la Vía Láctea", uno de sus más conocidos).
En sus escritos menciona muchos minerales, cuyo color suele utilizar para evocar fenómenos atmosféricos tales como el color del cielo o de las nubes (p. ej. "una aterradora nube calcedónica" o "el sol derrama esquirlas de topacio").
Budista de la secta Nichiren, vegetariano y esperantista, Kenji Miyazawa fue un escritor de honda espiritualidad que murió tuberculoso a los 37 años.

*Kenji Miyazawa: A Fusion of Literature and Geology. JAHIGEO Newsletter, nº 12, 2010.

Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…