Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2009

Agotador Shakespeare

Programa de mano de Un Cadillac de oro macizo,
original de Macario Gómez, "Mac".
(Nótese la errata en el título)

Judy Holliday: ¿Le gusta Shakespeare?
Paul Douglas: Pues... he leído muchas obras de él.
Judy Holliday: Hágame caso. No actúe en una obra suya. Es agotador. Nunca puedes sentarte a no ser que hagas de rey.

(Un Cadillac de oro macizo, de Richard Quine, 1956. Guión de Abe Burrows, basado en la obra teatral de Geoge S. Kaufman)

Felicitación

Aquí viene un servidor,
Para no perder la costumbre,
No lo tome a pesadumbre,
Recíbame por favor.

¡Navidad! Dicha en el alma,
Doquier alegres canciones,
Bebidas, dulces, turrones,
Paz serena, dulce calma.

Y yo le deseo, señor,
Pase alegres Navidades,
Salud y felicidades,
Y un Año Nuevo mejor.

¡FELICES FIESTAS A TODOS!

Gaffarel

Las piedras nos hablan de modo silencioso. Al menos así lo creían los antiguos y les atribuían símbolos y misterios varios. Pero no siempre se llega a entender su lenguaje. André Breton en su texto "La lengua de las piedras" dice: "El hecho es que las piedras dejan pasar, sin detenernos lo más mínimo, a la mayoría de los seres humanos llegados a la edad adulta, pero los que excepcionalmente se prendan de ellas lo normal es que ya no se desprendan de ellas. Allí donde las piedras se congreguen, los atraen y se recrean en hacer de ellos unas especie de astrólogos invertidos". Y luego habla Breton de las enigmáticas gamahés, aquellas "piedras grabadas con jeroglíficos", como las denominó Gaffarel, y que podemos relacionar con las piedras figuradas o fósiles.
Jacques Gaffarel (1601-1681) fue bibliotecario de Richelieu y limosnero de Luis XIII. Descolló como teólogo, naturalista, astrólogo, ocultista y experto en cábala cristiana. En Curiosidades inauditas, sob…

Stevensoniana

Páginas centrales de la reimpresión facsimilar
de Black Canyon (1881), de R. L. Stevenson
(8,5 x 14,5 cm)

Con el fin de mejorar su delicada salud Robert Louis Stevenson pasó los inviernos de 1881 y 1882 en la localidad suiza de Davos. En sus ratos de ocio Stevenson jugaba con su hijastro Samuel Lloyd Osbourne, de doce años de edad, deslizándose en trineo por la nieve, participando en juegos de guerra o escribiendo textos cortos para que Sam los imprimiese en la imprenta de juguete de su propiedad. Así nació la Davos Press, de la que salieron textos de Stevenson como Moral Emblems, Moral Tales o el poema "Not I", además de invitaciones, programas de concierto y anuncios.
Black Canyon fue uno de estos opúsculos salidos de la mencionada imprentilla en 1881. Se trata de un cuento de 8 páginas en el que se narra una historia del Oeste americano en siete brevísimos capítulos. Su título completo es: Black Canyon, or Wild Adventures in the Far West. A Tale of Instruction and Amusement …

Mayón

Vista del perfecto cono volcánico del Mayón (Filipinas)
Grabado inserto en "El Mayón o volcán de Albay",
de Enrique Abella Casariego
(Bol. de la Comisión del Mapa Geol. , XI, 1884)

Leo en los periódicos que el volcán Mayón, en la isla de Luzón (Filipinas), ha "despertado". No es la primera vez ni será la última, sobre todo si tenemos en cuenta que este volcán es uno de los más activos del llamado "cinturón de fuego del Pacífico". Se calcula que en los últimos 500 años ha tenido unas cincuenta erupciones. Según el ingeniero de minas Enrique Abella, que lo exploró desde el punto de vista geológico, una de las erupciones históricas que más impresionó, por su magnitud y los estragos que causó, fue la de 1 de febrero de 1814.
El entonces párroco del vecino pueblo de Guinobatan fue testigo de la erupción y nos ha dejado una descripción de la misma. Primero se sintieron temblores y sacudimientos y el Mayón empezó a arrojar por su boca "una nube que subía p…

Cornelia Bororquia

Muy pocas de las novelas publicadas en España en el siglo XVIII han logrado superar el filtro del tiempo. Una de las que se puede leer todavía sin que se caiga de las manos es Cornelia Bororquia, de Luis Gutiérrez, aparecida en París de forma anónima en 1801. Prohibida por la Inquisición y puesta en el Índice, se editó por primera vez en España en 1812. Desde entonces, y a lo largo de los períodos liberales del siglo XIX, se hicieron varias reediciones con gran éxito; pero antes de llegar al XX se hundió en el olvido.
Luis Gutiérrez era un ex fraile trinitario, gacetillero en Bayona, que murió ajusticiado en 1809, por orden de la Junta Central, acusado de agente secreto de los franceses. Cornelia Bororquia, o la víctima de la Inquisición, es una novela breve y de forma epistolar (la sombra de Richardson era alargada). Narra la historia de Cornelia, hija del gobernador de Valencia, que es raptada por el arzobispo de Sevilla y encerrada en los lóbregos calabozos de la Inquisición. Priva…

Heron-Allen

Edward Heron-Allen (1861-1943)
(The Heron-Allen Society)

Hay personajes que, dados sus múltiples y variados intereses, parecen más imaginarios que reales. El británico Edward Heron-Allen es uno de ellos. Como científico sobresalió como micropaleontólogo, y llegó a ser una autoridad mundial en foraminíferos fósiles. Así lo atestiguan sus numerosos artículos y monografías sobre esta clase de protozoos. A su muerte su abultadísima colección de láminas delgadas con Foraminifera -estimada en unos 25.000.000 de especímenes- fue donada al British Museum.
Pero Heron-Allen no se quedó aquí. Aprendió a construir violines y publicó varios opúsculos sobre ello (De Fidiculis Bibliographia, 1890-94). Era políglota y dominaba el persa. Tradujo los Rubai'yat de Omar Khayyam, anotó la traducción de Edward FitzGerald y presentó la versión (del francés) del barón Corvo. Tradujo asimismo del dialecto luri los versos místicos de Baba Tahir. Como experto en quiromancia publicó A Manual of Cheirosophy (188…

Un elefante en Madrid

El elefante de 1773, disecado por Bru (Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid)
(Foto extraída del artículo "Un episodio en la recepción cultural dieciochesca de lo exótico:
la llegada del elefante a Madrid en 1773", de Gabriel Sánchez Espinosa)

En el verano de 1773 fondeó en la Isla de León, la fragata de la Real Armada Venus. Procedía de Manila y entre su cargamento había un elefante asiático adulto, presente que el gobernador de Filipinas don Simón de Anda remitía a S.M. el rey Carlos III. De su traslado a la Corte se hizo cargo el teniente de navío José de Mazarredo. Al cuidado del paquidermo estaba un cornaca o elefantero malabar. La comitiva, compuesta por el elefante, sus acompañantes y una galera con todo lo necesario para el viaje, tardó 42 días en cubrir la distancia de Cádiz al real sitio de San Ildefonso, donde veraneaban los reyes. La cuenta de gastos ascendió a 32.576 reales y cinco maravedíes. El elefante fue instalado en la Casa de Vacas de Aranjuez.
Refi…

Shirley Yamaguchi

Programa de mano de La casa de bambú,
del gran cartelista Josep Soligó Tena.

El paso de Shirley Yamaguchi por Hollywood fue breve, pero dejó su impronta en unas cuantas películas. Una de ellas es La casa de bambú (1955), de Samuel Fuller, un espléndido filme negro rodado en Japón, en el que compartió cartel con dos sólidos partenaires: Robert Stack y Robert Ryan. Su verdadero nombre era Yoshiko Yamaguchi y había nacido en Manchuria en 1920. Pero ha tenido más nombres.
En Manchukuo se hizo muy popular como actriz y cantante con el el nombre de Li Xiang Lan (en japonés Ri Koran). Cuando Japón perdió la guerra, fue acusada de traición por colaborar con el enemigo. Logró salvar su vida al declarar que se había hecho pasar por china, pero que en realidad era hija de padres japoneses. Se trasladó a Japón y triunfó en el cine. Tras su etapa en Estados Unidos volvió a Japón, siguió actuando y acabó reinventándose como reportera de televisión con el nombre de Yoshiko Otaka. A punto de cumplir nov…

Léautaud

El 22 de febrero de 1956, a eso de las tres de la tarde, la enfermera le llevó una poción. Él se la tomó y a continuación le dijo a la enfermera: "Maintenat, foutez-moi la paix!". Unas dos horas más tarde, mientras dormía, se murió. En enero había cumplido 84 años. Las últimas palabras de Paul Léautaud le sirven a Philippe Delerm para titular su ensayo sobre el escritor francés.
La imagen de un viejo gruñón, misántropo y rodeado de gatos en su casa de Fontenay, acompañó los últimos años de la vida de Léautaud. En 1954 se había empezado a publicar, con enorme éxito, su Journal littéraire: un monumento, en veinte tomos, de la literatura memorialística contemporánea, y la obra que, por encima de otras suyas nada desdeñables (Le petit ami, Amours o In Memoriam), cimentó su fama.
A través de sus diarios vamos conociendo a Léautaud, su particular modo de pensar y de vivir, amores y desamores, sus contradiccciones, filias y sus fobias. Un hombre dedicado por un lado a su trabajo en…

Peligro

"¡Nadie me tiene lástima! ¡Nadie!"

(Faith Domergue poco antes de disparar a Robert Mitchum en Donde habita el peligro, de John Farrow, 1950. Guión de Charles Bennett)