Ir al contenido principal

La garra del conspirador


El conspirador (1948), novela del británico Humphrey Slater, recientemente publicada por Galaxia Gutenberg, lleva en la portada un fotograma de la película basada en dicha novela, protagonizada por Elizabeth Taylor y Robert Taylor.
He leído algunas reseñas de esta curiosa novela de espionaje. La mayoría hacen mención a la adaptación cinematográfica de la obra de Slater filmada en 1949, pero sin mencionar el título con el que fue conocida en España. En alguna información se decía que era El traidor.
No me sonaba.
Así que recurrí a mi colección de viejos programas de cine y, en fecto, allí estaba. El título de la película es Traición.
Al dorso del programa que poseo, se anuncia el estreno de este filme el lunes 17, en los cines Capitol y Metropol, con encendidas palabras, acordes con el habitual "sensacional acontecimiento cionematográfico".
Se empieza con:

¡UNA NACIÓN SE DERRUMBA MINADA POR EL ESPIONAJE MOSCOVITA!

Y se concluye con esta perla de la propaganda de la época:

NO DEJE DE VER ESTA FORMIDABLE PELÍCULA Y SENTIRÁ LA GARRA SOVIÉTICA INCARSE (sic) EN SU PROPIO CORAZÓN.

Da yuyu.

Comentarios

  1. Ohhhh Robert y Elizabeth, ¡qué gran pareja del cine! ¡Y qué guapos los dos!

    ResponderEliminar
  2. Las apariencias engañan, Airin.

    ResponderEliminar
  3. Hola, sé que no viene muy a cuento comentarte esto aquí pero no sabía cómo contactar contigo de otra manera.
    Soy Edu, del equipo de organización del Festival Eñe. Quería comentarte que los próximos 13 y 14 de noviembre un sueño de nuestra revista se hará realidad: celebraremos un festival en el que el Círculo de Bellas Artes de Madrid se convertirá en el lugar para festejar la literatura.
    El Festival Eñe reunirá a más de 70 escritores, editores, creadores, músicos, cineastas… para hablarnos de libros, actualidad y celebrar las letras. Lo hará con un programa en el que las ideas se mezclarán con las lecturas, las lecturas con la música, la música con el aprendizaje y, todo ello, con la fiesta. Algunos de los autores que participarán en el festival son: Álvaro Pombo, José Antonio Marina, Antonio Gamoneda, Chema Madoz, Agustín Fernández Mallo, Soledad Puértolas, Jorge Herralde, Javier Cercas o Vicente Molina Foix, entre otros. Si quieres más información pásate por www.revistaparaleer.com/festival-ene
    Esperamos que puedas venir, luego no digas que no te lo avisamos…
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. El otro libro de Slater, "Los herejes" me lo leí en dos días. Me sorprendió gratísimamente. Me ha sabido a poco y seguiré con "El conspirador".

    ResponderEliminar
  5. Gracias por invitarme, Eduardo. Tomo nota de las fechas del Festival Eñe, aunque no se si podre asistir.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

El prisionero 6865

Este hombre con aspecto demacrado que ven aquí es Giovannino Guareschi (1908-1968). En nada se parece físicamente al sano y risueño Guareschi, autor de la famosa serie humorística de Don Camilo. La fotografía está tomada en 1944 en el Lager 333 de Sandbostel. Al día siguiente del armisticio entre Italia y el ejército aliado en septiembre de 1943, Guareschi, soldado del ejército italiano en Alejandría, no pudo impedir ser capturado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia. Más tarde fue trasladado a Alemania, donde permanecería hasta el final de la guerra.
Guareschi narró sus padecimientos, sensaciones y penurias como el prisionero 6865 en Diario clandestino1943-1945 (1949), singular testimonio en el que la realidad más cruda, el humor, la tristeza y, pese a todo, el optimismo, se mezclan de forma conmovedora. Fue ideado y empezado a redactar durante el internamiento en Polonia. Muchos de sus reflexiones e historias fueron leídas por el propio Guareschi a sus …