Ir al contenido principal

50 años de Geología en Oviedo


El pasado viernes se celebró en la Facultad de Geología de Oviedo un acto conmemorativo del cincuentenario de los estudios de Geología en la Universidad de Oviedo. En dicho acto, presidido por el rector, se presentó el libro 50 años de Geología en la Universidad de Oviedo, un volumen colectivo de más de cuatrocientas páginas, del que he tenido el honor de ser editor junto con Javier Álvarez Pulgar.
En el libro se hace un repaso al medio siglo (1958-2008) de existencia de la licenciatura en Geología, incluyendo artículos que abordan tanto la parte "formal", académica, de dichos estudios, como también la historia "informal", anecdótica, vista por profesores y alumnos de diferentes promociones.
Al acto asistió Dª Rosa Areny, viuda del Prof. Noel Llopis Lladó, principal promotor de los estudios geológicos en la universidad ovetense, a quien se le impuso la medalla de la Facultad y Departamento de Geología, al igual que a otros profesores y PAS, ya jubilados. Hubo emoción al recordar a aquellas personas que pasaron por la Facultad y que desgraciadamente ya no están con nosotros.
El acto sirvió para reencontrarme con antiguos profesores, ex alumnos y colegas a los que hacía tiempo que no veía y con los que recordé tiempos pasados. Quede esto también para la pequeña historia.

Comentarios

  1. Prof. Ordaz:
    Leo con agrado su blog, auncuando nunca he puesto comentario alguno.
    Esta entrada: "50 años de Geología en Oviedo", que reproduce la portada del libro: "50 AÑOS DE GEOLOGIA EN LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO", y principia: "El pasado viernes se celebró en la Facultad de Geología de Oviedo un acto conmemorativo del cincuentenario de los estudios de Geología en la Universidad de Oviedo. En dicho acto, presidido por el rector, se presentó el libro 5o años de Geología en la Universidad de Oviedo..."
    Esta entrada, repito, no sé porqué, me recordó a mi recordado amigo Manuel Mejía Vallejo que refería el aviso, según él, más redundante que había visto: "Colchonería El colchón", y abajo (para mayor claridad): "Se hacen colchones"

    ResponderEliminar
  2. Sin llegar a lo de los colchones, reconozco que la entrada resulta un tanto redundante, la verdad.
    Saludos, José.

    ResponderEliminar
  3. Busca este libro VARIACION DE LA ESFERA TERRESTRE

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).