Ir al contenido principal

Vidal

Promoción nº 41 de la Escuela de Ingenieros de Minas (1866).
Sentado en el suelo, en la segunda fila, Luis Mariano Vidal.
En el centro, Lucas Mallada. (Foto en Gómez Alba, 1992)

Entre las aportaciones más destacadas del ingeniero de minas y geólogo Luis Mariano Vidal y Carreras (Barcelona, 1842-1922) se cuentan la reseña geológica y minera de la provincia de Gerona; estudios sobre los Pirineos, las Baleares y la cuenca carbonífera d Sant Joan de le Abadesses; la creación de nuevos taxones paleontológicos del cretácico de Cataluña, así como numerosos artículos sobre excursionismo, espeleología, arqueología y letras.
En 1903, entristecido por la muerte de su esposa Dolors de Gomis, tradujo al catalán el poemario Dolores de Federico Balart. En los últimos años de su vida Vidal se concedió una distracción entre sus ocupaciones profesionales y escribió algunos textos narrativos. En esta línea se sitúan los Cuentos que no ho són (Cuentos que no lo son), publicados en dos partes en 1916 y 1917. Más que de cuentos tradicionales son relatos de "no ficción"que hacen referencia a excursiones y salidas de campo del autor y a encuentros con gentes del campo. En estas narraciones suele destacarse el contraste entre la vida rural y la urbana.
Para Gómez Alba, biógrafo de Vidal, los Cuentos... son "deliciosos y encartan con particular acierto en esa literatura ligada a la naturaleza, costumbrista y descriptiva, en ocasiones moralista y testimonial, que Cataluña ha cultivado con especial fortuna"; aunque luego, con la llegada de los noucentistes, este tipo de literatura fuera proscrita. En la nota necrológica que sobre Vidal y Carreras escribió Maximino San Miguel de la Cámara se dice: "Pues Vidal fue nada menos que el más culto y completo entre los geólogos catalanes, uno de los más competentes y prestigiososo de España, que figuró y figura en primer lugar en las listas de eximios geólogos del mundo".

Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…