Ir al contenido principal

Becke


Probablemente ningún escritor haya descrito mejor la vida en los mares del Sur, a finales del siglo XIX, como el australiano Louis Becke. Nacido en Port Macquarie (Nueva Gales del Sur) en 1855 su vida parece entresacada de alguno de sus relatos de aventuras. Sobrecargo en un mercante con solo dieciocho años, Becke se dedicará, a partir de entonces, a viajar por los más alejados rincones del Pacífico. Es comerciante en varios archipiélagos (incluido el de Nueva Bretaña, donde los indígenas tenían fama de caníbales); hace contrabando; naufraga con el pirata" Bully" Hayes en los arrecifes de Kusaïe (Carolinas) y conoce a los temibles blackbearders (individuos que raptaban a nativos para venderlos luego como esclavos en las plantaciones coloniales). Con el tiempo se convierte en un experto en lenguas y culturas de la Polinesia y Micronesia.
A los 38 años, casado y con problemas económicos, escribe para el periódico Sydney Bulletin historias basadas en sus experiencias. Su primer libro es By Reef and Palms (1894), al que seguirán The Ebbing of the Tide (1896) y Pacific Tales (1897). Su éxito llega a Londres, donde algunos críticos hablan del "Stevenson australiano" o el "Kipling del Pacífico". El conde de Pembroke, que prologó la edición inglesa de sus dos primeros libros, dijo de Becke que era "uno de los escasos hombres que han llevado una vida muy salvaje y tienen la cultura y el talento necesarios para dar cuenta de ella."
En sus relatos Becke describe la vida en las islas no con tonos idílicos, sino como era en realidad: dura y con pocos romanticismos. Pueblan estos falsos paraísos aventureros, factores, vagabundos, raqueros; gentes curtidas regidas por un código moral muy distinto al exquisito mundo "civilizado". Entre sus personajes destaca el sobrecargo Tom Denison, alter ego del propio Becke, que aparece en varios de sus relatos y, en cierto modo, anticipa al Marlow de Conrad.
Becke nunca llegó a ser aceptado del todo por la establishment literario. Su obra es la de un outsider. La popularidad de Becke declinó en cuanto los barcos de vela dieron paso a los de vapor y las tradicionales formas de vida isleñas empezaron a cambiar. Enfermo de cáncer, debilitado por la malaria, arruinado y asediado por los acreedores, Becke, que se había separado primero de su mujer y luego de su amante, buscó refugio en el alcohol y en la escritura. Fue encontrado muerto en la habitación de un hotelucho en Sydney, el 18 de febrero de 1913.

Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…