Ir al contenido principal

Fenton

Frank Fenton fue uno de los guionistas más prolíficos de Hollywood. Conocía muy bien las interioridades y miserias de la industria del cine. En noviembre de 1938 publicó en la revista The American Mercury un acerbo artículo titulado "The Hollywood Literary Life". En él decía, entre otras cosas, que úlceras, ingratitud, frustación y bancarrota eran de las pocas cosas que un escritor de serie B, como él, podía esperar en la meca del cine. En aquella época Fenton era amigo y compañero de correrías de John Fante, y juntos escribieron algunos guiones con resultados más bien decepcionantes. El personaje del escritor Frank Edgington, en Sueños de Bunker Hill de Fante, está inspirado en Fenton.
Entre los guiones que escribió Fenton está el de Fort Bravo (Escape from Fort Bravo, 1953), intrepretada por William Holden. En la película interviene también el gran actor secundario William Demarest, uno de los los actores fetiche de Preston Sturges. En un momento determinado de la película Demarest tiene una línea memorable: Dice: "Hay un límite para todo, excepto para la estupidez".

Comentarios

  1. Anónimo6/7/08 1:25

    Me gustaría escribir algo -un artículo o lo que sea- citando sólo escenas o diálogos de películas que me han gustado. Hace poco, Tom Waits se autoentrevistaba en un dominical nacional y una de las preguntas que se hacía, por el gusto de contestarla, era precisamente esa: ¿Qué escena o diálogo de película recuerda?
    Yo podría citar cien mil, claro, como todos. Pero dejaré sólo una frase memorable. Es de "Callejón sin salida", de William Wyler, y la dice el gangster compañero de Humphrey Bogart (también gangster). Es de una sencillez y una obviedad..., pero a la vez muy dicente: "Cada cual debe hacer lo que cree que le gusta".
    Naturalmente, el meollo está en ese "lo que cree".
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Pues no es mala idea, José Luis, esa de escribir un artículo, relato o lo que sea con diálogos de películas. Te animo a hacerlo. Si quieres puedo ayudarte proporcionándote algunas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/7/08 22:26

    Pon algunas en tu blog y yo haré lo mismo en el mío. Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo, irán saliendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Nuevo libro

"Este texto es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es el pretexto para hablar de escritura y libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura."


Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.