Ir al contenido principal

Fenton

Frank Fenton fue uno de los guionistas más prolíficos de Hollywood. Conocía muy bien las interioridades y miserias de la industria del cine. En noviembre de 1938 publicó en la revista The American Mercury un acerbo artículo titulado "The Hollywood Literary Life". En él decía, entre otras cosas, que úlceras, ingratitud, frustación y bancarrota eran de las pocas cosas que un escritor de serie B, como él, podía esperar en la meca del cine. En aquella época Fenton era amigo y compañero de correrías de John Fante, y juntos escribieron algunos guiones con resultados más bien decepcionantes. El personaje del escritor Frank Edgington, en Sueños de Bunker Hill de Fante, está inspirado en Fenton.
Entre los guiones que escribió Fenton está el de Fort Bravo (Escape from Fort Bravo, 1953), intrepretada por William Holden. En la película interviene también el gran actor secundario William Demarest, uno de los los actores fetiche de Preston Sturges. En un momento determinado de la película Demarest tiene una línea memorable: Dice: "Hay un límite para todo, excepto para la estupidez".

Comentarios

  1. Anónimo6/7/08 1:25

    Me gustaría escribir algo -un artículo o lo que sea- citando sólo escenas o diálogos de películas que me han gustado. Hace poco, Tom Waits se autoentrevistaba en un dominical nacional y una de las preguntas que se hacía, por el gusto de contestarla, era precisamente esa: ¿Qué escena o diálogo de película recuerda?
    Yo podría citar cien mil, claro, como todos. Pero dejaré sólo una frase memorable. Es de "Callejón sin salida", de William Wyler, y la dice el gangster compañero de Humphrey Bogart (también gangster). Es de una sencillez y una obviedad..., pero a la vez muy dicente: "Cada cual debe hacer lo que cree que le gusta".
    Naturalmente, el meollo está en ese "lo que cree".
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Pues no es mala idea, José Luis, esa de escribir un artículo, relato o lo que sea con diálogos de películas. Te animo a hacerlo. Si quieres puedo ayudarte proporcionándote algunas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/7/08 22:26

    Pon algunas en tu blog y yo haré lo mismo en el mío. Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo, irán saliendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).