Ir al contenido principal

Un poema de Clive James


 

TIEMPO DE DESCUENTO


Bonito truco del destino hacerme

pensar en que podría fallecer

mañana, y luego darme algo de tiempo.

Siento que me quedé más de la cuenta.

Cada noche me enfrento a la ascensión

que parece una cuesta hacia los cielos:

subir el Himalaya hasta mi cama, 

muevo los pies como si los peldaños

fueran troncos rodantes, y allí sueño

que al alba sigo vivo y vuelvo abajo.

Este sueño podría ser real,

pero no perpetuarse. Mi libreta

un día yacerá sin ser usada

para mostrar el tiempo que tardó

el silencio en cumplir su cometido.

 

(Clive James, Fin de fiesta. Últimos poemas. Pre-Textos, 2021. Traducción: Luis Castellví Laukamp). 

Comentarios

  1. https://imagoestinaqua.blogspot.com/2019/02/muerte-es-confusion-maneesh-de-moor.html

    "He cruzado la raya de la muerte / dos, tres, cuatro veces/ esta noche / soñando/ que moría / para vivir luego / y escribir aquí estas palabras".

    ResponderEliminar
  2. Break on through (to the other side)26/5/21, 20:53

    Sublimar el dolor que te produce la proximidad de la muerte mientras la vida se te escurre entre los dedos de las manos a través de la poesía me parece un enfoque no solamente adecuado sino altamente terapéutico y reparador.
    Dicho esto; todo el poema, desde el título, está atravesado por un halo inconfundiblemente sombrío y triste, como si la vida careciera ya de significado para James y sólo estuviera esperando el momento de pasar al otro lado o correr al encuentro de Caronte en lugar de exprimir cada minuto de vida como el regalo que es.
    Personalmente, tengo demasiado amor a la vida como para regodearme en la consustancialidad de la muerte aunque ésta se encuentre a la vuelta de la esquina por lo que en mi línea de pensamiento Strummeriano - el futuro no está escrito - te dejo este breve epigrama zen de Stewart Brand que supone una invitación a todo un cambio de perspectiva y una celebración de los diferentes futuros posibles.

    "THE PRESENT MOMENT
    USED TO BE
    THE INIMAGINABLE
    FUTURE"

    ResponderEliminar
  3. Es posible que el poema que he escogido no refleje en su totalidad el pensamiento (y el sentimientio) de James ante la inminencia de la muerte. Tiene otros que son una celebración de la vida. De todas maneras qué dificil debe ser encararse a la muerte varias veces, sin saber cuál será la última.
    Gracias por el epigrama de Brand. Y por los versos que envía Sal (por cierto, ¿de quién son?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad de este, vuestro humilde servidor.

      Eliminar
  4. Pues, ¡enhorabuena! Tienen un toque borgiano.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Raine

    DE MUJER A AMANTE Soy fuego encalmado en agua, una ola que se eleva del abismo. En mis venas la marea atraída por la luna se alza en un árbol de flores esparcidas en espuma de mar.  Soy aire atrapado en una red, el pájaro profético que canta en un cielo reflejado. Soy un sueño antes de la nada, soy una corona de estrellas, soy la forma de morir.   (Kathleen Raine,  Collected Poems 1935-1980 , Allen & Unwin, 1981. Traducción: J.O.)  (Nota: Este blog, como viene siendo habitual en verano, se toma un descanso de aproximadamente un mes. Que pasen un buen y saludable verano.)  

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Álvarez Flórez

Hace unos días me enteré, por el artículo publicado en El Periódico ("Muerte de un traductor", de Silvia Cruz Lapeña) de la muerte, a finales del pasado mes de abril, de José Manuel Álvarez Flórez. Había nacido en Cangas del Narcea (Asturias) en 1939, aunque pronto se trasladó a Barcelona donde desarrolló durante décadas una ingente labor como traductor del inglés. A mediados de los años setenta se dio a conocer como narrador con Autoejecución y suelta de animales internos (Júcar, 1975) y  Girar de anarcos (Muchnik, 1981), dos novelas en la línea experimental en boga en aquela época. Más tarde publicaría El delirio de Conan y otros relatos (Muchnik, 1990).    Como traductor trabajó para varias editoriales, entre las que se cuentan, a parte de Muchnik, Acantilado y Anagrama. Tradujo a un gran número de autores: Faulkner, Scott Fitzgerald, Steinbeck, Capote, Doris Lessing, E. M. Foster, Vonnegut, Bukowsky, John Kennedy Toole, Le Carré, Oliver Sacks, Tom Wolfe, etc. La Bibli