Ir al contenido principal

La gloria inútil

Siempre he pensado que en las letras de los boleros, así como en las de la copla o el tango, se esconden algunos de los versos de amor y desamor más apasionados y memorables de la literatura popular (por no decir de la literatura a secas). Este aspecto o singularidad no se les pasó por alto a estudiosos del tema, como Manuel Vázquez Montalbán en su Crónica sentimental de España, Jorge Luis Borges y Silvina Bullrich en El compadrito o Iris M. Zavala en Bolero: Historia de un amor.
Fijémonos, por ejemplo, en "Lágrimas negras", el famoso bolero-son de Miguel Matamoros:

Sufro la inmensa pena de tu extravío,
siento el dolor profundo de tu partida
y lloro sin que sepas que el llanto mío
tiene lágrimas negras,
tiene lágrimas negras
como mi vida.

O también:

Sutil llegaste a mí,
como la tentación... 
(Frank Domíngez, "Tú me acostumbraste")

Somos un sueño imposible que busca la noche,
para olvidarse del mundo, del tiempo y de todo. 
(Mario Clavell, "Somos")

Contigo aprendí a ver la luz
del otro lado de la luna. 
(Armando Manzanero, "Contigo aprendí")

Para qué quiero otros besos
si tus labios no me quieren ya besar.
(Alberto Domínguez, "Perfidia")

A veces la traducción mejora el original, como en la versión que hizo el poeta Rafael de Penagos de  "Luna de miel", de Mikis Theodorakis:

Nunca sabrás cómo tu alma ha encendido mi noche.  



Hace poco cayó en mis manos un folleto, publicado a mediados de los años cincuenta por Ediciones Bistagne (Barcelona), que recoge los "éxitos en boga" de Lolita Garrido, cantante valenciana de ritmos modernos muy populares en la época, tales como el "Baiao de Ana (negro zumbón)" o "En Pasapoga". En el cancionero se incluye un bolero que no conocía, "Tú eres mi destino", de Carlos Gómez Barrera (no confundir con "You are my destiny", de Paul Anka), cuya letra contiene estos versos:

Tú eres mi destino,
bendito destino,
y si me ofrecieran
riquezas y gloria
renunciando a ti,
sin vacilaciones
yo respondería:
"Prefiero la muerte 
a la gloria inútil
de vivir sin ti."

Comentarios

Entradas populares

Antillón

  Con el placer de costumbre leo en Lecturas y pasiones (Xordica, 2021), la más reciente recopilación de artículos de José Luis Melero, una referencia al geógrafo e historiador Isidoro de Antillón y Marzo, nacido y muerto en la localidad turolense de Santa Eulalia del Campo (1778-1814). Antillón fue un ilustrado en toda regla, liberal en lo político, que difundió sus ideas, entre ellas el antiesclavismo, a través de diversas publicaciones. Sus obras más relevantes son las de carácter geográfico, entre las que destaca Elementos de la geografía astronómica, natural y política de España y Portugal (1808). En esta obra se muestra crítico con otros geógrafos españoles (caso de Tomás López) y con los extranjeros que escribían sobre España (a excepción del naturalista Guillermo Bowles). Gracias a Jovellanos Antillón llegó a ser elegido diputado por Aragón en las Cortes de Cádiz. A su amigo y protector le dedicó Noticias históricas de D. Gaspar Melchor de Jovellanos , impreso en Palma de Mall

Como un río de corriente oscura y crecida

  Era un panorama extraño. En Barcelona, la habitual multitud nocturna paseaba Rambla abajo entre controles de policía regularmente repartidos, y la habitual bomba que explotaba en algún edificio inacabado (a causa de la huelga de los obreros de la construcción) parecía arrojar desde las calles laterales perqueñas riadas de gente nerviosa a la Rambla. Los carteristas, apaches, sospechosos vendedores ambulantes y relucientes mujeres que normalmente pueden verse en las callejuelas se infiltraban entre las buenas familias burguesas, las brigadas de obreros de rostro endurecido, las tropillas de estudiantes y jóvenes que deambulaban por la ciudad. La multitud se desparramaba lentamente por la Rambla, como un río de corriente oscura y crecida. Apareció un ejército de detectives, de bolsillos abultados, apostados en cada café, vagueando por la Rambla y enganchando, de un modo vengativamente suspicaz, a algunos transeúntes elegidos por alguna singular razón, hasta el punto de que incluso esta

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat