Ir al contenido principal

Dandis


Dos de las cosas que suelen caracterizar a los ejemplares de las pequeñas editoriales que han irrumpido recientemente en el mercado editorial son: la particular selección de títulos y la esmerada presentación de los libros. Los bellos y los dandis (2018), de Clare Jerrold, editado por la editorial Wunderkammer, cumple con creces con ambas cualidades. El libro de Jerrold, originalmente publicado en inglés en 1910, ha sido traducido por Miguel Cisneros Perales y lleva un informativo prólogo de Luis Antonio de Villena. Se trata de un viaje fascinante por el mundo de los beaux, dandis, macaronis, etc. que con sus extravagantes estilismos brillaron en los selectos salones londinenses de los siglos XVIII y XIX, marcando el gusto y la moda entre los presumidos de su época. Las vidas y anécdotas de Nash, Brummel y D'Orsay, entre otros, nutren estas deliciosas y entretenidas páginas. Pero si el contenido del libro ya es de por sí atractivo, su edición en la colección en que aparece no lo es menos.
La editorial Wunderkammer, radicada en el pequeño pueblo gerundense de Terrades, tiene como lema de la colección (diseñada por Hermanos Berenguer), "libros ocultos, libros de culto". El libro (de un formato inusual (10 x 21cm) ) ha sido impreso en Norprint (Artesa de Segre), en papel Munken producido por Arctic Print (Suecia). Las cubiertas, de sobrio diseño, se imprimieron manualmente en la imprenta Daví (Vic), en una vieja máquina Minerva, con tipografía móvil Bodoni fundida especialmente por Swamp Press. Como dicen los editores: "Hasta aquí la intercesión humana; que Fortuna lo acompañe de ahora en adelante."


Por si fuera poco, en su interior el lector encontrará una "reproducción de una lámina de Kunstformen der Natur, obra de Ernest Haeckel de la que obtenemos las ilustraciones."
En definitiva: un libro de una elegancia a la altura de los dandis de los que trata (y a un precio más barato que ciertas aparatosas "novedades" de las grandes editoriales). 

Comentarios

  1. ¡Lo quiero! ¡Qué buena pinta! Me gusta apostar por las pequeñas editoriales. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Un lujo a precio de ganga. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Delicia de libro, espero tenerlo pronto en mis manos.

    ResponderEliminar
  4. Doncs si crec que aquest llibre igual que el tema que tracta pot ser d'una bellesa i elegància important, i es cert que s'ha de "fomentar" les petites editorials que tant be treballen

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).