Ir al contenido principal

Lamentos de Job en galés



Hace poco adquirí en la librería de segunda mano Troutmark ("Just one visit and you're booked"), de Cardiff, un ejemplar de la serie "Welsh Classics for the People", que editó en Oxford J. Gwenodvryn Evans, por suscripción, a finales del siglo XIX. La intención del profesor Evans con esta serie era presentar a un público no necesariamente académico obras clàsicas escritas en lengua galesa, tales como el Mabinogion o el Libro Negro de Carmarthen, poesías de antiguos bardos como Tudur Aled o Iolo Goch, o bien traducciones a dicho idioma de las Sagradas Escrituras.
El volumen en cuestión se imprimió en 1888 en la Clarendon Press, de Oxford, por Horace Hart, impresor de la Universidad, y reproduce la versión al galés que realizara el obispo William Morgan del Libro de Job, publicada originaknebte en Londres trescientos años antes. He aquí, a título de mera curiosidad, el inicio del Llyfr Iob: "Yr opeddgwr ybg-wlad Hus ai enw Iob: ac berffaith, ac yn iniawn, yn ofni Duw hefyd, ac yn cilio oddi wrth ddrygioni."

Comentarios

  1. Desde luego. Y por difícil y raro que nos parezaca la gente del pueblo de Gales lo entendía mejor que en latín.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…