Ir al contenido principal

En "norteamericano"


De entre todos los idiomas inventados a lo largo del tiempo (y no son pocos), uno de los más curiosos sin duda es el "norteamericano", debido a la imaginación del estadounidense James Y. Grevor, nacido en La Habana, de padre cubano y madre francesa, y residente en Estados Unidos desde 1933.
Grevor publicó Donne Quichotte. Retrato in North American (The Variegation Publishing Company, 1966), un librito en el que expone y ejemplifica la nueva lengua. En esencia, el norteamericano no es más que una trilingua, una mezcla de inglés, francés y español. (La pronunciación es la propia de cada palabra en su idioma de origen. En caso de duda la pronunciación francesa se indica, en la escritura, poniendo en mayúscula la letra final de la palabra, la pronunciación inglesa separeando la primera letra y la española separando la última).
He aquí un ejemplo tomado del inicio del mencionado libro:
"Por cierto soy el principio de algo con mi nacimiento mestizo and my two homelands. Por eso I shall be la coqueluche des coqueluches un jour. Estas memorias will do it. Since the o peration j'ai occupé my mornings avec des romans français and my afternoons with Spanish books that Henry, el factótum de la dueña, consigue para mí aux librairies. DE cette manière I have been reviving mi infancia and r ecollections of my mother tanto como las de la patria de mi juventud y disfruto del place r dE goûter la belle noveauté para mí de las lenguas latinas après veinte años de puro inglés."

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro, milagro. Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía. Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Catal…

Exigencias

"No exija nada si no está seguro de poder respaldarlo".

(Randolph Scott en Carson City, 1952, de André De Toth. Guion de Sloan Nibley y Winston Miller).

El Anacronópete

En el último episodio de la serie televisiva El ministerio del tiempo, titulado "Deshaciendo el tiempo", tiene un papel relevante un extraño aparato volador llamado "Anacronópete". No es una invención de los guionistas de la serie, sino más bien un homenaje a la figura del escritor madrileño Enrique Gaspar y Rimbau (1842-1902).
En su tiempo Enrique Gaspar fue celebrado sobre todo como dramaturgo, autor de varias comedias de costumbres de estilo realista. Por otro lado, su experiencia de diplomático (fue cónsul en varias ciudades de Europa y Asia) le suministró materia para sus libros de viaje. Pero hoy en día es especialmente recordado por El Anacronópete (Barcelona, 1887), novela de fantasía y aventuras en la línea de las producidas por Julio Verne, considerada una de las primeras aportaciones españolas a la ciencia ficción moderna y un claro precedente de La máquina del tiempo de H. G. Wells.
La novela de Gaspar -que en principio iba a ser un libreto de zarzuel…