Ir al contenido principal

Mecánica Popular


Cuando era niño en casa estábamos suscritos a Mecánica Popular. Era una de las pocas revistas americanas que llegaban a España (otra era Selecciones del Reader's Digest), La edición en español de Popular Mechanincs, "escrita para que Vd. la entienda", era una ventana abierta a la vida americana, a su way of life y a los avances tecnológicos. En el número de febrero de 1969, por ejemplo, encontramos artículos sobre la vida cotidiana de los astronautas, prospectores con pulmones acuáticos, reparación de frenos motrices, arranque para generador auxiliar, ordeño ultrarrápido, lámparas hechas con un frasco, la casa flotante, etc.
Pero a mi lo qie más me llamaba la atención de la revista eran sus anuncios, en especial dos de ellos. En el primero se veían los retratos de Descartes, Newton y Franklin, y se preguntaba; "¿Cuál era el secreto poder que poseían? ¿Por qué fueron tan notables estos hombres?" La respuesta estaba en que los tres pertenecían a los Rosacruces, "una organización no religiosa que han existido desde hace siglos". Y luego ponían una dirección postal de San José, California, donde pedir el libro El dominio de la vida, "que explica de qué manera puedo aprender a usar las facultades y poderes de la mente".


El otro anuncio era el Charles Atlas. Aparecía una foto suya con el torso desnudo y marcando músculos. Atlas era un "alfeñique" de 44 kilos que se convirtió en "el hombre más perfectamente desarrollado del mundo". Y decía. "Le probaré en 7 días que USTED también puede ser este HOMBRE NUEVO". Para ello bastaba con pedir su libro, en el que explcaba su sistema de "Tensión Dinámica", a una dirección de NuevaYork. Así de fácil.


Solo con pensar en los sabios Rosacruces o con el atlético Charles Atlas, ya excitaba mi imaginación. Pero la verdad es que nunca llegué a contactar con ellos. 

Comentarios

  1. Dons una llàstima que no fessis cas ,ara estaries com el Charles Atlas....

    ResponderEliminar
  2. Hola Jorge, ¿es un secreto muy poderoso?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¿Rosacruces todavía existirá? ¿Estaremos todavía a tiempo? Voy a investigar...

    ResponderEliminar
  4. No os preocupéis, estas cosas excitaban mi imaginación entonces , pero visto ahora ni Atlas te garantizaba un buen cuerpo, ni los Rosacruces una mente poderosa.

    ResponderEliminar
  5. Pues los censores ya estaban en horas bajas, los Rosacruces son una logia teosófica o algo parecido, seguro que estaba prohibida por el Régimen. Esa publicación era pura dinamita, no se conformaba con enseñarte a arreglar el motor de la lavadora, también a convertirte en apuesto y forzudo, sin contar las dotes mentales rosacrucianas. Una publicación la mar de entretenida.

    ResponderEliminar
  6. Y quer lo digas. En los años cincuenta fue todo un descubrimiento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…