Ir al contenido principal

Bestias del parque

Elefante del Jardí Zoològic de Barcelona

¿Cómo era el Zoo de Barcelona a principios de los años treinta? Para empezar se llamaba Jardí Zoològic y era mucho más modesto que el actual. El librito de Bernat Montsià Les besties del parc (1931) nos informa sobre él. Entonces pertenecia a la Junta de Ciències Naturals de Barcelona, y era su director el señor Rossell i Vilar, "conocido teorizador de las razas".
Muchos animales tenían nombre propio: el primate "cabeza de perro" Pepe, "hijo de una pobre cinodefalita cautiva"; la "bella y enorme" elefanta Julieta: el "malcarado" oso que "se ha ganado del público el nombre de Mussolini por su genio dominador"; la pareja de tigres de Sumatra -el macho se llama Romeo- "que se han comido dos tigrecitos que habían tenido este año"; y los leones -Bosh. Sultana, Xineta...- a los que algunos gamberros no se contentan con tirarles un escupitajo, sino que "los hay que tiran cerillas encendidas a sus crines, y una vez los diligentes cuidadores de las fieras se encontraron con un león que empezaba a incendiarse".
Luego también estaba Llapisera, uno de los dromedarios que el sultán de Marruecos había regalado inicialmente al "señor Alfonso de Borbón que entonces hacía de rey de España"; e Isono, el simpático chimpancé congoleño."que nos mira con ojos llenos de dolor. Tal parece que esté pensando en Filomena, chimpacé hembra muerta hace poco de una pulmonía, víctima de prejuicios precaucionistas."  

Comentarios

  1. He recordado leyendo esta entrada a "Jojo" Historia de un saltimbanqui, de Michael Ende.
    Uno de mis libros favoritos.

    ResponderEliminar
  2. De Ende leí "La historia interminable", pero no "Jojo". En cambio conservo muy buen recuerdo de los libros de animales de Rudyard Kipling: "El kibro de la selva" y "Precisamente así".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…