Ir al contenido principal

Chabolismo literario




Toda la literatura actual está dividida en grupitos al frente de los cuales va un capitán de cuchara de las letras. Esos oficiales de cuchara ocupan a veces sillones en Academias y puestos importantes en editoriales y en periódicos y administran tanto los votos como las colaboraciones y adjetivos solo entre sus neófitos y seguidores. La literatura actual española es de hacer reir y llorar. Vivimos en pleno chabolismo literario y unos por resentimiento y maldad y otros por cobardía y otros por "manfutismo" dejamos que ruede la bola y hay tontainas cargados de vanidad que se creen algo porque, claro, en la hojalata de su chabola refleja un poquito el sol... Vivimos en un marasmo como no ha conocido jamás la literatura del país. La vida de las letras actuales es una rueda de hijos de puta que giramos alrededor del un panecillo. Es una literaturta onanista, sumisa, y mansurrona, sin ímpetu creador. El que quiera escribir algo en serio no tiene otra salida que la emigracióm...


/(Juan Antonio de Zunzunegui, El premio. Editorial Noguer, 1961)

Comentarios

  1. Leo estas palabras y me digo que vivimos en un tiempo congelado. Tal cual.
    Creo que la opción es ganarse la vida con otro oficio y escribir de espaldas a premios, alabanzas y demoliciones ejecutadas por la autoridad literaria incompetente.
    Escribir porque sí, el resto es prescindible.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con lo que dices, Amaltea.Hay que quedarse con lo esencial. lo imprescindible, que es la literatura.

    ResponderEliminar
  3. Creo que una película de Hitchcock lleva el mismo título también.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…