Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Árboles

A diferencia de los tiburones blancos, los árboles no poseen la capacidad de defenderse cuando se les ataca. Sus posibles armas de ataque, por ejemplo, las espinas, son estáticas. Esta inmovilidad y su gran tamaño hacen que los árboles no se puedan ocultar en ningún caso. Son, por tanto, las criaturas más indefensas que existen en la creación en relación con el hombre, que los ha situado por debajo del nivel de la sensibilidad, convirtiéndolos así en los seres más fácilmente atacables y destruibles. Su principal defensa evolutiva, al igual que sucede con muchos animales sociales, con las aves y los peces, se encuentra en lo incalculable de su número, es decir, en su capacidad de reproducción (y, en este sentido, para los árboles la longevidad juega también un papel muy importante). Tal vez sea esta faceta pasiva y paciente tan característica de su sistema de autoconservación lo que ha hecho que el hombre, sobreponiéndose a sus antiguos miedos relacionados con las criaturas que pudier…

Henry James y el cine

La primera novela que leí de Henry James fue Washington Square. Fue después de ver en televesión la película La heredera, dirigida por William Wyler en 1949, protagonizada por Olivia de Havilland y Montgomery Cliff y basada en la citada novela de James. De hecho, la primera edición española de Wahington Square, publicada por la editorial Surco en 1952, en traducción de María Luz Morales, se tituló también La heredera, sin duda para aprovecha el tirón cinematográfico.
Henry James es uno de los escritores más versioneados en la grande y pequeña pantalla. Aunque hay de todo, en general puede decirse que, a diferencia de otros autores, ha tenido bastante suerte en sus adapataciones. Algunas de ellas son realmente memorables. De las que más me han gustado destacaría Suspense (Jack Clayton, 1961), excelente versión de Otra vuelta de tuerca; Las bostonianas (James Ivory, 1984) y Retrato de una dama (Jane Campion, 1996). Pero mi preferida es una película poco conocida, que descubrí igualment…

Test para escritores

Margaret Storm Jameson  (1891-1986)
Propongo una manera para comprobar el valor de un escritor de nuestros días. No es un test para saber si un escritor es inteligente o estúpido, tampoco si es honesto o deshonesto, valiente o cobarde. No, lo que deberíamos preguntarnos acerca de un escritor es esto: ¿Es capaz de contarnos sobre el destino del hombre, nuestro destino, de tal manera que tengamos el coraje de vivirlo, y además alegremente? Si no, puede que sea un escritor muy inteligente, incluso honesto, pero no es un gran escritor, no para nosotros.
Mayo 1947

(Storm Jameson, The Writer`s Situation and Other Essays, 1950).

P.A.U. 2016

Como viene siendo habitual por estas fechas del año, mi amigo y colega, el profesor Lope Calleja, me manda una selección de "perlas" de los exámenes de la P.A.U. de junio de este año en Oviedo, en la modalidad de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente. Las transcripciones son literales.
He aquí una pequeña muestra:

(Ordenación del territorio) no situar una comunidad o sociedad en un impacto fosilizado por si acaso...Un ejemplo de ordenación del territorio fue el del conocido Nevado del Ruiz.

La gestión de los residuos urbanos consiste en una red de tuberías unidadas a cada lugar de depositación de los residuos (casas, industrias) que se unen y acaban en una planta residual donde se tratan a partir de varios procesos de detoxificación...

Isla: es una porción de tierra suspendida en un mar u océano. La acumulación de varias islas se llaman islote.

Las corrientes oceanicas profundas son masas de aire en movimiento en el oceano.

El gas natural procede de acumulaciones de g…

La mujer de Cervantes

Entre los libros que en torno a la figura del autor del Quijote se han publicado en los últimos años, quiero mencionar la novela La mujer de Cervantes (Word & Image, 2006), de la escritora asturiana María Luz Melcón. Melcón escribió en los años noventa del pasado siglo una trilogía dramática, integrada por las obras teatrales Boda en Esquivias, En casa de Quijada y La mujer del manco, sobre diversos momentos de la vida conyugal de Cervantes. Esta trilogía constituye la base de la novela anteriormente mencionada, publicada en 2006.
Melcón narra con rigor histórico y cierta ironía el devenir del problemático matrimonio entre un maduro Cervantes y su joven esposa, Catalina, y suple con verosímil imaginación la intimidad e intrahistoria del mismo. El retrato final es el de un Cervantes mediatizado tanto por su recelosa suegra como por la renuente esposa. Como dice el prologuista Howard Mancing, La mujer de Cervantes "es una novela que convence al lector de que realmente en Esqui…

Aforismos literarios

Un escritor, como un arqueólogo, es un ser fascinado por las prodigiosas construcciones  de la imaginación, y siempre está excavando las selladas tumbas de sus recuerdos.

-¿Qué merece la pena de un escritor?
-Sus libros
-¿Qué queda de un escritor?
-Sus libros, si merecen la pena.

Entre literatos está muy extendida la siguiente consideración, en literatura lo único inmoral es escribir mal. Pero escribir bien no exime a un escritor, como a cualquier otra persona, de sus inmoralidades.

Algunos escritores persisten en su oficio por falta de talento, y otros abandonan su arte por exceso de talento.

Una definición de la literatura: pasión inteligente.

El éxito literario, la cara amable del olvido.

(Ricardo Labra, El poeta calvo, Ediciones Trea, 2016)




Un poema de Quiroga

Elena Quiroga (1921-1995)
CARTA A CADAQUÉS (Fragmento)

Desde la cristalada
vi pasar
día a día a una mujer con una bata negra,
calzada de alpargatas,
y una vara de olivo
entre los dedos.
Iba chupando huesos.
Se le desparramaban
por delante
las cabras negras
y aquel chivo blanco.
No olía a sal, ni a brea,
sino a tierra quemada,
a sol,
a la retama
que el viento nos traía de los montes
(El mar era
como el hombro cortado
de una estatua.)
La mujer tenía
negras las greñas
y la piel curtida.
Las cabras se empujaban
o se iban
al borde del sendero
y se agachaban sobre los hierbajos
quemados, retorcidos.

(Elena Quiroga, Carta a Cadaqués. Imprenta Bedia, Santander, 1961).

Jardín, flores y sangre

Aubrey Beardsley, The Climax, 1894. (Dibujo para Salomé, de Oscar Wilde).
La primera e insoslayable referencia que podemos mencionar al respecto es la novela más decadentista de Octave Mirbeau, que mezcla ya en su título estos dos elementos contrapuestos: El jardín de los suplicios. El jardín es algo exuberante, ubérrimo, fuente de vida, de belleza, réplica terrenal del paraíso. Pero este jardín se halla dentro de una cárcel y es un jardín que se alimenta con la carroña humana resultante de las torturas que allí se practican: los suplicios, esto es, el horror, la tortura, la muerte. Lo más bello surge de lo más abominable (...).
Aubrey Beardsley se suma a esta misma idea en uno de sus dibujos más conocidos. Salomé sostiene extasiada entre sus manos la cabeza cortada del profeta Jokaanan y se dispone a besarla. Un hilo de sangre cae desde la cabeza hasta alcanzar una masa negra de líquido que ocupa la parte inferior de la imagen. De este fondo negro, y más exactamente, del punto en dond…