Ir al contenido principal

Altivez literaria

Daniello Bartoli (1608-1685)

Quien compara grillos con las hormigas, no ay duda que los tendrá por gigantes. El que mide lo que sabe, aunque sea muy poco, con el que conoce ignorante, se imaginará Sabio absolutamente, quando no lo es, sino comparado con otro. Los que iban al estudio de Athenas, dezia Menedmo, entraban Maestros, assistian discipulos, y salian ignorantes, no solo porque quanto mas se entiende lo que se sabe, tanto mas se conoce lo que se ignora, sino tambien, porque hallavan en aquella celebre Academia de los ingenios mas nobles del Mundo, tan grandes Sabios, que en comparacion dellos imginavan ser ignorantes (...) El que juzgare que es una estrella de primera magnitud en el ingenio, y saber, no se compare con las estrellas menores; sino con los soles mas grandes, y a un mismo tiempo verá desvanecerse su luz, y disminuirse su altivez.

(Daniel Bartoli, El hombre de letras, traducido al castellano por Gaspar Sanz. Madrid, 1744). 

Comentarios

  1. Qué acertado, sin duda, no ha variado en nada su apreciación de la estupidez revestida de ínfulas artísticas o/y intelectuales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. En efecto, como vemos la altivez y la arrogancia literarias vienen de antiguo.

    ResponderEliminar
  3. Qué vueno Jorge, que hallas puesto esta entrada sin correjir nada... jeje. Y es que la entrada viene como aniyo al dedo:)

    ResponderEliminar
  4. Qué tiempos aquellos cuando no había reglas ortográficas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.