Ir al contenido principal

Sueños de riolita



No es frecuente que en el título de una novela aparezca el nombre de una roca, pero Jordi Morell ha publicado la novela Islàndia. Somnis de riolita (Raig Verd Editorial, 2014) en la que se alude a una roca ígnea no muy común. El nombre de riolita deriva de la palabra griega para "flujo" y fue acuñado por el geólogo Ferdinand von Richtofen para las rocas volcánicas de composición química rica en sílice, equivalentes extrusivos del granito. Desde el punto de vista mineralógico la riolita está formada esencialmente por cuarzo, sanidina y plagioclasa, yendo su textura de vítrea a porfídica. En Islandia es relativamente abundante, tanto en los volcanes extintos como en los activos.
La novela narra las peripecias de una serie de personajes que se encuentran casualmente en Islandia y cuyos destinos acaban por entrecruzarse. Dos de ellos forman una pareja mayor, Alain profesor de geología y su esposa también geóloga, para los que el viaje a Islandia viene a culminar el sueño de sus vidas desde la lectura, en su lejana infancia, de Viaje al centro de la Tierra de Jules Verne, cuyo arranque, como es sabido, se sitúa en dicha isla. Los impresionantes paisajes de Islandia, con sus glaciares y campos de lava, constituyen el escenario principal de la novela, con especial protagonismo para el volcán Snaefelljökull, la catarata de Gullfoss y las termas de  Landmannalaugar. Como dice el narrador en un momento dado refiriéndose a la pareja de geólogos: "Las maravillas que les ofrece este paraje siempre las habían imaginado pasadas por el tamiz de la ciencia, que las contextualizaba y las explicaba mediante explosiones de magma rico en silicio y cristalalizado en forma de piedras de colores." 

Comentarios

  1. Muchas gracias por la reseña Jorge, con tu permiso la hemos linkado:
    https://www.facebook.com/pages/Isl%C3%A0ndia-somnis-de-riolita/318737914943757?ref=hl

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…