Ir al contenido principal

Sueños de riolita



No es frecuente que en el título de una novela aparezca el nombre de una roca, pero Jordi Morell ha publicado la novela Islàndia. Somnis de riolita (Raig Verd Editorial, 2014) en la que se alude a una roca ígnea no muy común. El nombre de riolita deriva de la palabra griega para "flujo" y fue acuñado por el geólogo Ferdinand von Richtofen para las rocas volcánicas de composición química rica en sílice, equivalentes extrusivos del granito. Desde el punto de vista mineralógico la riolita está formada esencialmente por cuarzo, sanidina y plagioclasa, yendo su textura de vítrea a porfídica. En Islandia es relativamente abundante, tanto en los volcanes extintos como en los activos.
La novela narra las peripecias de una serie de personajes que se encuentran casualmente en Islandia y cuyos destinos acaban por entrecruzarse. Dos de ellos forman una pareja mayor, Alain profesor de geología y su esposa también geóloga, para los que el viaje a Islandia viene a culminar el sueño de sus vidas desde la lectura, en su lejana infancia, de Viaje al centro de la Tierra de Jules Verne, cuyo arranque, como es sabido, se sitúa en dicha isla. Los impresionantes paisajes de Islandia, con sus glaciares y campos de lava, constituyen el escenario principal de la novela, con especial protagonismo para el volcán Snaefelljökull, la catarata de Gullfoss y las termas de  Landmannalaugar. Como dice el narrador en un momento dado refiriéndose a la pareja de geólogos: "Las maravillas que les ofrece este paraje siempre las habían imaginado pasadas por el tamiz de la ciencia, que las contextualizaba y las explicaba mediante explosiones de magma rico en silicio y cristalalizado en forma de piedras de colores." 

Comentarios

  1. Muchas gracias por la reseña Jorge, con tu permiso la hemos linkado:
    https://www.facebook.com/pages/Isl%C3%A0ndia-somnis-de-riolita/318737914943757?ref=hl

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…