Ir al contenido principal

Un poema de Fernández Valdés



CAMELANCIA
(Parodia)

         Cifra insigne de la razas, de los pueblos y legiones,
       es el mástil, regia antorcha donde el paño simboliza.  
                                                 Alfredo Alonso

    Cifra hiparca de las filgas de hipogéticos trifones,
tu rubalda petriñada, por los calcos (1) se desliza,
y en las crumas (2) petulosas, tu pañógrafo se riza
con el gelco hipnotizado de muqueldos y sifones.
Por las crestas de los gardos, en necrólicos crespones,
un perusco (3) de mangantes y de melfos cascatiza,
y el cabello pelumbroso, retruncido se aromiza,
parsifado por las chungas de mil góticas regiones.
Cuando el cuenco (4) saturado de chicarros restañidos
se refolgue por los tucos del filón de la sopera
y el pintojo chorizante se agarrice a la maroma,
es que el mutis donjuanesco de los ringos (5) comprimidos,
se envolviza en los pañales de una tétrica churrera,
o se enrosca en los palpufos de la tralla del axioma.

(1) Mirlotos atrunculados de forma rectangular.
(2) Banastas profundas hechas con moquiza del Cáucaso. No tienen refulcos como las barragas.
(3) Prunfo cristalizado, con dos mamuzas de cobre. Fue introducido en España por Mitronciano VI.
(4) Salvas que hacían los fenicios en las proclamaciones de los reyes.
(5) Pelmazoide jiñante de la especie de los cacundas.      


(Luis Fernández Valdés, "Ludi", Un kilo de versos. Gijón, 1915)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares

Nuevo libro

"Este texto es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es el pretexto para hablar de escritura y libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura."


Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.