Ir al contenido principal

Muir

John Muir (1838-1914)
 
El naturalista John Muir es una figura relevante en la historia del conservacionismo y ambientalismo americanos. Nacido en Escocia emigró con su familia a los Estados Unidos, asentándose en una granja en Wisconsin. Estudió botánica y geología en la universidad de Wisconsin. Desde 1863, cuando dejó la universidad, y 1868, en el que se instaló durante seis años en una cabaña en el valle de Yosemite, siguiendo las enseñanzas de su admirado Thoreau, Muir viajó miles de millas a pie desde Canadá hasta Florida y México. Exploró también Alaska, contribuyendo a los estudios de glaciología. 
A lo largo de su vida Muir luchó contra la destrucción paisajística provocada por la explotación comercial e industrial y en favor de la preservación de los ambientes naturales. Fundó el Sierra Club y sus artículos y libros sobre Yosemite y otros entornos naturales de gran belleza en la Sierra de California fueron decisivos en el desarrollo del movimiento de los Parques nacionales estadounidenses.
En sus libros, como The Mountains of California (1894), The Yosemite (1912) o Travels in Alaska (1915) se muestra como un excepcional observador de la naturaleza. Sus escritos destacan por su amor a los animales y a los árboles y rocas que forman bosques y montañas.Su prosa está salpicada de detalles geológicos. Así, por ejemplo, en My First Summer in the Sierra (1911), Muir asciende a la cumbre del Monte Hoffman. Su descripción de las vistas desde la cima son espléndidas, combinando lo rapsódico con el léxico científico: "La superficie del terreno, tan aburrido y adusto a primera vista (...) brilla y centellea con cristales: mica, hornblenda, feldespato, cuarzo, turmalina (...) cada uno con sus destellantes rayos de colores como lanzas..."

Comentarios

  1. Un escritor y explorador curioso, este señor Muir.

    Gracias Jorge

    ResponderEliminar
  2. En EE.UU. es muy conocido. Aquí no hace falta decir que no.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

El prisionero 6865

Este hombre con aspecto demacrado que ven aquí es Giovannino Guareschi (1908-1968). En nada se parece físicamente al sano y risueño Guareschi, autor de la famosa serie humorística de Don Camilo. La fotografía está tomada en 1944 en el Lager 333 de Sandbostel. Al día siguiente del armisticio entre Italia y el ejército aliado en septiembre de 1943, Guareschi, soldado del ejército italiano en Alejandría, no pudo impedir ser capturado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia. Más tarde fue trasladado a Alemania, donde permanecería hasta el final de la guerra.
Guareschi narró sus padecimientos, sensaciones y penurias como el prisionero 6865 en Diario clandestino1943-1945 (1949), singular testimonio en el que la realidad más cruda, el humor, la tristeza y, pese a todo, el optimismo, se mezclan de forma conmovedora. Fue ideado y empezado a redactar durante el internamiento en Polonia. Muchos de sus reflexiones e historias fueron leídas por el propio Guareschi a sus …