Ir al contenido principal

Swansea y Thomas


Llegué a Swansea con el fervor del devoto, a rendir homenaje a Dylan Thomas en el año de su centenario. Lo cierto es que Swansea -la "ugly and lovely Swansea"- no es una ciudad de grandes atractivos; su mayor gancho es precisamente el hecho de ser la ciudad en la que nació el gran poeta galés.
En el Dylan Thomas Centre vi la exposición conmemorativa "El hombre y el mito". Recibe al visitante un gran mural, con imágenes de Dylan, su esposa Caitlin y sus amigos. Frente al mural, en una peana, el último busto moldeado a partir de su mascarilla mortuoria por el artista americano David Slivka. Hay también un "videowall" con imágenes de la vida del poeta y lecturas de sus poemas; cartas, manuscritos y primeras ediciones de sus libros; las puertas originales de la cabaña del escritor en Laugharne, donde Thomas trabajó en Bajo el bosque lácteo; y objetos personales, como su máquina de escribir y el traje que llevaba puesto en Nueva York, cuando tuvo el colapso y tuvieron que ingresarlo en el hospital donde murió.
En la tienda del DTC aproveché para comprar la biografía de Andrew Lycett Dylan Thomas. A New Life (2003); así como Poems by Dylan Thomas (2005), una selección de poemas hecha por su hija Aeronwy Thomas, editada por Greville Press Pamphlets, en una tirada de 500 ejemplares. Luego paseé por la ciudad y me hice una fotografía en la Marina junto a la estatua de Dylan Thomas, obra de John Doubleday.

  

Comentarios

  1. La escultura tiene un aire modesto y DT parece impaciente, a punto de levantarse.
    El viaje pinta muy bien, habrá que planear una visita, aunque con menos devoción que la tuya.

    ResponderEliminar
  2. La escultura es la de un Dylan Thomas casi adolescente, y algo de "culo inquieto" sí que tiene,

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, no he tenido la suerte de llegar sola a grandes poetas. He leído ahora sobre él y era un fumador y un bebedor empedernido, como casi todos los escritores; con ese punto de locura. Como la mayoría de los escritores:)
    Amor en el hospicio es un poema precioso, al menos para mi.
    Gracias Jorge

    ResponderEliminar
  4. A ver si te gusta el poema suyo que voy a colgar aquí, mañana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…